Una tarde sin mulillas y oreja para Diego Emilio

Durante la corrida, hubo un minuto de silencio por el fallecvimiento del periodista Jacobo Zabludovsky; Emilio tuvo un primer toro complicado en el inicio de la corrida 

Se inauguró la temporada de novilladas
Se inauguró la temporada de novilladas (La Afición )

CIUDAD DE MÉXICO

Con una floja entrada y un clima frío se inauguró la Temporada de novilladas en la Plaza México 2015. Minuto de silencio en memoria del periodista Jacobo Zabludovsky. 6 novillos tapatíos de VillaCarmela criados por los ganaderos Arena que dieron juego desigual. 1° y 2° con poco trapío. 

El primero fue para Diego Emilio, alto y cómodo de cara. Soso descastado  sin transmisión que poco ayudo al hidrocálido quien se mostró precavido  y llegó a acomodarse por el lado derecho. Remató la faena con manoletinas para despacharlo con un estoconazo trasero que le valió la primera oreja de la temporada y la única de la tarde. Con su segundo novillo, otro descastado más armónico, le ofreció más posibilidades para el triunfo, consiguió buenos momentos por ambos lados, que no fueron apreciados por el público a causa de la lluvia y el viento. Mató de pinchazo y estocada para retirarse entre palmas.

Antonio Mendoza se mostró solvente. Con el segundo novillo de la tarde sin transmisión su faena se desarrolló entre altibajos, consiguió muletazos de clase por ambos lados que poco calaron en el tendido, luego de fallar con la espada y escuchar dos avisos se retiró entre palmas, En el quinto de la tarde, un novillo descastado sin fondo, Mendoza poco transmitió a los tendidos. Tuvo detalles y nuevamente y no acertó de nuevo con la espada. Se retiró en silencio.

El tercer espada Carlos Casanueva despachó a su primer novillo; el más serio de la tarde, encastado que desarrollo sentido. Mostró facilidad y buen gusto en un tercio de quites, en el que Diego Emilio aprovechó su derecho al quite. Casanueva se fue a los medios para iniciar su faena de rodillas en dónde fue cogido de fea manera, regreso al ruedo desconfiado mostrándose falta de sitio. Estuvo fatal con la espada y escucho los tres avisos. En el cerró plaza, recibió a porta gayola para ser desarmado en el tercer farol, con la muleta siguieron los desarmes y enganchones. Lo pasaporto con tres cuartos de estocada para retirarse en silencio.