Impresentable encierro de Hamdan

Desafortunada tarde para todos. Autoridad, Empresa, Ganadero, Matadores, y Subalternos. A pesar de que el Zotoluco cortó una oreja que nadie recordará, hoy todos perdimos y nadie salió librado de esta infame tarde, llevándose al público de paso.

Eulalio López "Zotoluco", visitará la Plaza de Toros Alberto Balderas de Ciudad Lerdo en su gira del adiós.
Zotoluco (Daniela Magdaleno )

CIUDAD DE MÉXICO

2a de Temporada. Monumental México. Tarde nublada que terminó con lluvia. Media entrada. Ganado queretano de Julián Hamdan sin trapío y que no debió ser aprobado por el Juez Gilberto Ruiz Torres.

El ganado: Muy pobre de presencia. 1° suave y débil 2° noble que se acabó muy pronto 3° y 4° regresados por falta de presencia 3° bis y 4° bis de Celia Barbabosa mansos 5o dócil también protestado 6° otro novillete con más pitones.

El veterano diestro de Azcapotzalco Eulalio López El Zotoluco con su primero toreó en contadas ocasiones con clase a un toro de muy justa presencia que lo dejó estar a gusto y torear a su personal estilo. Mató de entera efectiva y cortó una oreja dividida. En su segundo presionó al Juez para que le devolvieran su segundo en turno, que fue duramente protestado por la gente. Salió otro sustituto de Doña Celia Barbabosa que se dolió al castigo. Fue fuertemente picado y terminó entregándose. Zotoluco le busco por ambos lados no encontrándole el rumbo. Fatal con los aceros y se retiró en silencio.

El sevillano José Antonio Morante de la Puebla en su primero con el capote destapó el pomo de sus aromáticas esencias para torear a su personal y clásico estilo. Con la muleta no hubo nada que relatar pues su toro se quedó parado quitándole cualquier opción de triunfo. En el quinto, un animal que también fue protestado por su escasa presencia, Morante sacó sus dotes de lidiador y artista siendo poco valorado debido a la poca presencia de su enemigo. Trató de matar recibiendo y pinchó hasta cansarse. Se retiró entre protestas.

El guanajuatense Diego Silveti vio como le regresaban a su primer bicho por falta de presencia. Ante el manso sustituto de Celia Barbabosa, Diego pasó fatigas con las telas y aceros sin trascendencia alguna. Con el que cerró plaza, Diego también sorteó otro bicho de poco trapío mismo que no fue regresado. Tenía la misma cara de becerro que sus hermanos si bien con más pitones. Fue duramente castigado por el picador y su cuadrilla sudó tinta para banderillearlo. De capa logró pegarle ajustados lances y con la muleta buenos naturales. Al final de la faena le dio por torear más a la gente que al toro llegándole mucho a los tendidos. Muy mal con los aceros y se retiró entre división.

Al final del festejo vimos que todos los involucrados se culpaban, pero nadie se preocupaba por el público, quien en teoría, debe ser protegido por el Juez. Es evidente que este individuo hace todo menos cuidar los intereses del público, quien paga su entrada. ¡Qué cómodo resulta tener autoridad y no ejercerla!

Ojalá se enderece la próxima semana. Se presenta El Juli y seguramente veremos algo mejor que lo de hoy.

Para los taurinos, la esperanza nunca muere.