Una obligación Panamericana

En este año hay Mundiales que están cercanos a los Juegos Panamericanos, por lo tanto hay atletas que se ven en la necesidad de solo ir para cumplir en Toronto


Horacio Nava durante los Juegos Panamericanos
Horacio Nava durante los Juegos Panamericanos (Cortesía CONADE)

CIUDAD DE MÉXICO

L os Juegos Panamericanos de Toronto, a realizarse del 10 al 26 de julio, es el máximo compromiso con el país que tienen en este año los atletas mexicanos, sin embargo, para algunos deportistas que tienen un Campeonato Mundial cercano a la justa continental, representa un inconveniente.

El marchista Horacio Nava tiene en duda participar en el Mundial de atletismo a celebrarse del 22 al 30 de agosto en Pekín, China, ya que después de Panamericanos será difícil caminar otros 50 kilómetros en tan pocas semanas de descanso.

“Son solo cinco semanas de descanso entre un evento y otro, por lo tanto estoy con la duda de competir, ya que el maratón como la marcha de 50 kilómetros son pruebas donde no se puede competir muchas veces al año; como tres a lo máximo. Me gustaría llegar en óptimas condiciones a China, pero ahorita le estoy dando prioridad a la justa continental porque es importante en el calendario olímpico y para Conade, entonces debo obtener esa medalla. Es una parada obligada, el resultado clave para seguir recibiendo los apoyos”, declaró Nava, quien llegará a defender su título en 50 km obtenido en Guadalajara 2011.

También en el mismo caso está la marchista en 20 kilómetros, Guadalupe González, quien hubiera preferido darle mayor prioridad al Mundial, ya que ahí es donde tendrá mayor roce con las mejores andarinas internacionales.

“Mi objetivo en Panamericanos es tratar de colocarme en el podio, el cual es el evento más importante que México o Conade están dando como prioridad este año, pero para mí sería el Mundial porque ahí te vas a forzar a dar tu mejor nivel y con ello a tener mejores marcas. Espero estar recuperada después de los Panamericanos para enfrentar el Mundial, porque lo que tengo es que después de una competencia, donde doy todo mi esfuerzo, es que me recuperó poco y paulatinamente por el desgaste del evento”, mencionó González, quien ganó la Copa Panamericana en mayo, en Chile.

Por su parte, la esgrimista Nataly Michel tendrá que trasladarse del Mundial, en Rusia, a los Panamericanos, en Canadá, en tan poco tiempo, prácticamente cuando termine de competir en el primer evento ya que la justa mundial de esgrima se realizará del 13 al 19 de julio.

 “El 20 de julio de inmediato nos trasladaremos a Canadá y el 22 empieza la esgrima en los Panamericanos. El Mundial es la competencia más importante que Panamericanos porque da el puntaje en el ranking mundial y en cambio el evento de Toronto no nos da ningún punto. De verdad que sí será desgastante trasladarse de Rusia a Canadá pero vamos a tratar de descansar todo lo que se pueda y recuperarnos lo más pronto posible. Hubiera preferido que el Mundial se realizará semanas después de los Panamericanos y ahora lamentablemente nos tocó así”, señaló la esgrimista.

También los clavadistas tendrán un proceso de recuperación muy corto después de participar en los Panamericanos. Del 10 al 13 de julio se realizarán los saltos ornamentales en Toronto y después se trasladarán a Kazán, Rusia, para competir del 24 de julio al 2 de agosto en el Mundial.

Sin embargo, en este caso es diferente ya que para los saltarines tanto los Panamericanos como el Mundial son fundamentales ya que en ambos certámenes tienen la oportunidad de conseguir la plaza olímpica.

“Ahora en los Panamericanos la competencia será más fuerte en la rama femenil, porque hemos competido con las canadienses que han estado en las series mundiales y han mostrado buen nivel, entonces hay que aprovechar cualquier posibilidad y recuperarse rápido, aunque solo haya unos días de descanso”, señaló Paola Espinosa.