Con polémica, pierde mexicano récord Guinness

El joven Israel Cortés, se quedó en la antesala de formar parte del famoso libro de los Guinness World Records, toda vez que dicha institución otorgara el premio de mayor número de pull ups el aspirante chileno

Israel Cortés previo a la competencia del domingo
Israel Cortés previo a la competencia del domingo (Cortesía Gillette )

Ciudad de México

El pasado domingo, 28 de septiembre, se llevó a cabo en la Ciudad de México y otros seis países de latino y Sudamérica, un evento simultáneo organizado por Gillette y Guinness World Records; el representante de México era el joven de 19 años, Israel Cortés Aguilar.

La prueba en cuestión, consistía en ver cuál de todos los participantes lograba realizar el mayor número de pull ups (levantar el cuerpo sobre una barra fija), el reto era aún mayor, pues deberían realizar este ejercicio colgando desde un puente con las pertinentes medidas de seguridad incluidas.

Israel Cortés, fue quien más pull ups logró realizar el día de la prueba al contabilizar 137 levantamientos, sin embargo, Records Guinness anunció ayer que el ganador oficialmente había sido el competidor chileno Nicolás Spencer, quien registró 51 pull ups perfectamente elaborados.

La polémica se hizo presente desde el día del evento, pues habiendo concluido todos los participantes, los resultados extra oficiales arrojaban a Israel como claro y amplio favorito a romper dicho récord, los números extra oficiales del 28 de septiembre fueron los siguientes; México, 137 (pull ups), Panamá (51), Brasil (29), Argentina (60) Perú (51) y Colombia (50).

La representante de Guinness World Records que estuvo presente en México, determinó que los resultados oficiales se darían en un lapso de 10 minutos, sin embargo tras casi media hora de espera, salió para anunciar que "había un nuevo récord Guinnes pero no podemos determinar qué país fue quien lo ganó", argumentó que tras la revisión de los videos, existía poco margen de diferencia entre dos competidores, sin anunciar nombres.

La decisión se prolongó hasta el día de ayer, cuando se dio el veredicto final que puso a Chile en el libro de los Records Guinness y quienes se reservaron el derecho de publicar el número oficial de pull ups del resto de los participantes.