Gabriela Bayardo ejecutó su mejor tiro

Después de altibajo que la mantuvieron lejos de los reflectores, la arquera fue constante en el proceso a Río y así logró su boleto olímpico 

La arquera mexicana entrena en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano
La arquera mexicana entrena en el Centro Deportivo Olímpico Mexicano (Jessica Sánchez)

Ciudad de México

Era un proceso largo e intenso, donde estaban en el camino arqueras con mayor historial deportivo o que venían despuntando a mitad de este ciclo olímpico, como eran Mariana Avitia y Karla Hinojosa, pero la arquera Gabriela Bayardo mantuvo una constancia que le hizo merecedora a un lugar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

La bajacaliforniana ha buscado este boleto desde el proceso para Londres 2012, pero en ese momento se quedó en el camino. En este ciclo no tuvo un paso continuo y una posible calificación se veía lejos, pero en los últimos sietes meses las cosas cambiaron. Gabriela aumentó su nivel y comenzó a ser constante. Su puntería mejoró y los resultados positivos fueron llegando hasta que se quedó con uno de los tres boletos disponibles para el tiro con arco femenil.

Ahora, Bayardo busca llegar a Río con esta constancia para así mostrar que no fue obra de la casualidad haber conseguido el pase, apostando a que en la modalidad por equipos es en la que realmente hay chance de lograr una medalla.

¿Qué se siente ganar un boleto olímpico?

Estoy muy contenta, ya que el trabajo que he venido realizando desde hace muchos años lució y quiero dar más para Río. La clave para lograr el boleto fue la constancia y nunca desanimarme de seguirle dando siempre en las buenas y en las malas. Ha habido muchos momentos que me hicieron pensar en no seguir en el tiro con arco. Estuve en el proceso rumbo a Londres 2012 y fue feo porque no quedé seleccionada. En este ciclo participé en los Juegos Centroamericanos de Veracruz 2014 donde obtuve el quinto lugar individual y primero en equipos, mientras que para los Panamericanos de Toronto me quedé a un pasito, ya que no pude calificar, pero lo importante es que aún quedaba la posibilidad de ir a Río y lo logré.

¿Qué tan desgastante fue este proceso para ti?

Tengo siete meses entrenando en el CDOM, con diferentes viajes de ida y vuelta. Ahí hemos realizado varios controles, primero para ver quién podría ser candidato a Juegos Olímpicos, donde quedé en segundo lugar, y después se hizo otro donde se seleccionaron a seis personas incluyendo a quienes fueron a los Juegos Panamericanos. Después vino otro donde quedamos en cuarto sitio, y Gabriela Bayardo en el último control ya finalmente fuimos tres, así que me siento contenta de que mi esfuerzo ha dado frutos.

¿Qué expectativas te has planteado para los Juegos de Río?

Estamos enfocadas en obtener una medalla en equipo, somos un conjunto muy bueno y creo que sí lo podemos lograr. En individual son mis primeros Juegos y voy a dar lo mejor que tengo, como siempre lo he hecho, pero es distinta la expectativa. Me ha ayudado mucho competir junto Aída Román y Alejandra Valencia, creo que siempre veo un ejemplo en ellas para seguir adelante y ahora estamos enfocadas en Río de Janeiro. En los Juegos Centroamericanos y en todas las Copas del Mundo de 2015 y 2016 he estado con ellas, además, con Alejandra yo competía desde que tenía 10 años y con Aída desde el 2010, así que nos conocemos bien.

¿Por qué elegiste el tiro con arco?

Cuando cursaba la primaria, practicaba basquetbol porque en ese momento estaba alta comparada con mis compañeros de la escuela, pero ahorita ya no lo estoy. Mis hermanos son beisbolistas y a mi papá también le gusta ese deporte, pero yo salí enfocada en otra disciplina. Al principio no eran constantes mis entrenamientos pero cuando entré al alto rendimiento ya me enfoque más. Soy parte de un programa de talentos deportivos del estado de Baja California, y fue en 2005 cuando me seleccionaron para formar parte de ese proyecto, inicié el alto rendimiento en 2010 y desde ese año compito internacionalmente.