La Franja inicia cuenta regresiva para encarar al Atlas

La lesión que lo aquejó en el tobillo izquierdo parece haber quedado en el pasado, no obstante, el zaguero se cuida al máximo
Los Camoteros saben que frente a los tapatíos no pueden dejar escapar los tres puntos por la quema porcentual
Los Camoteros saben que frente a los tapatíos no pueden dejar escapar los tres puntos por la quema porcentual (Especial)

Puebla

Una vez superado el receso en el máximo circuito, el Puebla de La Franja inició su preparación con miras al cotejo que el próximo domingo sostendrá en casa ante los Rojinegros del Atlas, rival que por su condición porcentual es uno de los enemigos que los Camoteros están obligados a vencer, tal como lo señaló el zaguero central, Jesús Chávez.

"Vamos partido tras partido, son finales para nosotros, es una final muy importante como lo fue contra Atlante que éramos rivales directos del descenso, es un partido que se tiene que sumar, también lo hablamos contra León pero son de las cosas que tenemos aprender, que igual, partido que no lo puedas ganar, no lo pierdas".

Al cuestionarle sobre el cambio de estratega que los tapatíos sufrieron con el arribo de José Luis Mata tras la salida del "Turco" Omar Assad, el central blanquiazul sentenció que esa es también una de las situaciones que el equipo considera, conscientes de que siempre que se da un relevo de timón en una club, las mejoras suelen ser notorias en la actitud del equipo, de ahí que tendrán mucho cuidado en la propuesta rival.

"Siempre cuando llega un entrenador en la primera jornada para el grupo es motivante, te quieres mostrar, yo creo que va a ser un cambio favorable para ellos en cuanto a actitud, todo eso, nosotros obviamente vamos a esperar a un Atlas muy complicado, pero ya depende de lo que hagamos o dejemos de hacer dentro de la cancha".

Sobre la lesión en el tobillo izquierdo que en días pasados lo aquejó, Chávez se dijo mucho más recuperado y con amplias posibilidades de ver acción en la próxima afrenta, razón por la que sigue atento las instrucciones del cuerpo médico, a fin de no recaer y causar un problema al estratega que lo considera dentro del once inicial.