La Franja aprovechará pausa en el torneo para aprender de la última derrota

Diego de Buen reconoció que el equipo se confío ante León, lo que les valió alejarse de la Liguilla
Archivo Milenio
(Especial)

Puebla

A casi dos semanas de distancia de su próximo cotejo en el Apertura 2013 frente a los Rojinegros del Atlas, los Camoteros del Puebla reiniciaron labores esta tarde con la intención de sacudirse el mal sabor de boca que dejó la derrota en León, lo que pronto deberá quedar en el olvido, a sabiendas de que el certamen aún les depara duelos de alta exigencia, según reveló el contención, Diego de Buen.

"Será importante sumar lo más posible para alejarnos de la parte de abajo del descenso, si al final del torneo nos alcanza para calificar, qué mejor, pero ahora la mira está exclusivamente en el descenso".

El centrocampista blanquiazul reconoció que el traspié con los felinos fue doloroso, pues las condiciones del encuentro les hizo pensar en otro tipo de resultado, lo que al final no fue así por los errores cometidos, mismos que intentarán no repetir en lo sucesivo, a fin de sacar provecho a lo vivido.

"Tristes porque la verdad nos ganan bien, no hay excusas, nos ganan bien porque nosotros dejamos de hacer cosas, perdimos atención y eso fue lo que nos costó el partido. Aprender a que tenemos que ser matones, cuando tengamos un hombre de más, aprovecharlo, lo hicimos pero no todo el partido, en el segundo tiempo no sé si nos confiamos o pensamos que con el hombre de más íbamos a superarlos, fueron inteligentes y nos sacaron el partido bien", acotó el angelopolitano.

Por ahora, el cuerpo técnico que comanda el estratega Rubén Omar Romano enfocará sus esfuerzos en mejorar la condición anímica de sus pupilos, en espera de confirmar al menos un partido de carácter amistoso que a los de La Franja sirva para suplir la pausa que por Selección Mexicana se vivirá el fin de semana.