Force India, un equipo de media tabla

La nueva escuadra donde militará Sergio Pérez es un equipo de media tabla, con un dueño que aunque con problemas económicos, busca reconstruir su imperio

La escuadra Force India se instauró en el 2008
La escuadra Force India se instauró en el 2008 (Cortesía Force India)

Ciudad de México

Force India no es McLaren, eso es seguro, sin embargo, es el equipo de media tabla más constante en la Fórmula Uno desde su aparición en el campeonato mundial durante la campaña 2008, y desde ese momento ha mostrado un crecimiento, al grado de contar con un podio y una pole position en su historial.

La escudería pertenece al millonario indio Vijay Mallya, un hombre que según la revista Forbes cuenta con una fortuna estimada en 750 millones de dólares, siendo así el número 84 de la lista de indios más ricos del orbe, sin embargo, en los últimos años el equipo de Fórmula Uno parece ser su mayor éxito, dado que en otros campos ha sufrido los efectos de la crisis.

Apenas en febrero del 2013, su aerolínea Fly Kingfisher dejó de operar al serle revocada la licencia. Sin embargo, el grupo que controla sus empresas, United Breweries Group, tiene inversiones en los campos de las bebidas alcohólicas así como químicos.

Force India hizo su aparición en la máxima categoría en el Gran Premio de Australia de 2008. Tras pagar una cifra de 80 millones de euros, Mallya compró la vieja escuadra Spyker para debutar con el alemán Adrian Sutil y el italiano Giancarlo Fisichella. En esa primera campaña su mejor resultado fue un décimo sitio en el Gran Premio de España por parte del italiano. Al final se fueron sin sumar puntos.

El 2009 traería una nueva imagen para la casa india. Tras operar con motores Ferrari en 2008, decidieron cambiar a la marca alemana Mercedes, mismas plantas de poder que mantendrán para el 2014. Fisichella se subió al podio en segundo sitio en el Gran Premio de Europa, mientras Sutil estuvo cerca al quedar cuarto en Bélgica. El balance al final de la campaña fueron 13 puntos y ser noveno de la clasificación de constructores.

A partir de ese momento inició una época de ascenso impulsada por dos factores. La primera, una fuerte alianza con Mercedes Benz, quienes a cambio de otorgarles plantas similares a las de McLaren, les colocaron a su piloto escocés Paul di Resta como competidor de reserva, y desde 2011, como piloto oficial, hasta hoy en que se oficializó su salida por la llegada de Sergio Pérez.

Al mismo tiempo, se aseguró un acuerdo de intercambio tecnológico y de información con McLaren desde la campaña 2009. En traducción, el ex equipo de Checo les proporcionaría ayuda en desarrollos aerodinámicos así como del coche y de data para las puestas a punto.

Este último componente se convirtió en uno de los puntos clave para la llegada del tapatío a Force India. Durante el pasado Gran Premio de los Estados Unidos, Martin Whitmarsh, director de la escudería McLaren, indicó que habían ofrecido una reducción en costos a la escuadra de Vijay Mallya a cambio de otorgarle una de las plazas al mexicano.

Force India suma dos séptimos sitios (2010 y 2012) y dos sextas plazas (2011 y 2013) en el campeonato de constructores. Con la dupla de Nico Hulkenberg y Sergio Pérez, Mallya apuesta todo por ingresar al top cinco y comenzar a reconstruir su imperio económico para regresar a la lista de billonarios de Forbes, misma de donde fue sacado en el primer semestre del año ante los diversos problemas monetarios de algunas de sus compañías. Para él, la Fórmula Uno no es un hobbie, es un negocio.