La IAAF discutirá futuro de Rusia en Río 2016

Los atletas rusos podrían perder su participación en la próxima justa olímpica, en caso de que la federación de atletismo no demuestre que desmanteló su programa de dopaje 

Federación Internacional de Atletismo
Federación Internacional de Atletismo (Reuters)

MÓNACO, Mónaco

La ruta antidopaje que Rusia debe seguir para que se le permita volver a las competencias internacionales será discutida el jueves por el órgano de gobierno de pista y campo de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés), cuando la IAAF celebre su reunión en Mónaco, donde el presidente, Sebastian Coe, podría enfrentar algunos cuestionamientos difíciles.

El ex doble campeón olímpico de los 1.500 metros está batallando con insinuaciones de que sus vínculos comerciales con Nike son inapropiados y que representan un posible conflicto de interés ahora que es el titular de la Federación. De hecho, sus primeros dos meses al frente del organismo no pudieron ser más desafiantes — Coe fue electo en agosto — con las revelaciones de un programa sistemático de dopaje en Rusia y la supuesta corrupción en la cúpula de la IAAF, que han debilitado la confianza en el deporte y su liderazgo, poniendo al británico a la defensiva.

Los atletas rusos de pista y campo podrían perderse los Juegos Olímpicos del próximo año en Río de Janeiro si su federación de atletismo fracasa en demostrar a la IAAF que ha desmantelado permanentemente un supuesto programa de dopaje respaldado y encubierto por el gobierno, expuesto por una comisión designada por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

En respuesta a esas conclusiones condenatorias, el consejo de gobierno de la IAAF votó 22-1 a favor de suspender provisionalmente a Rusia, una decisión que prohíbe a sus atletas de pista y campo tomar parte en las competencias internacionales, incluidos los Juegos Olímpicos. Coe dijo que "todo el sistema ha fracasado" y que eso "fue una llamada de atención".

Para levantar la suspensión, la federación de atletismo rusa debe satisfacer a un equipo de inspección de la IAAF y librar numerosos obstáculos. La IAAF ya dijo que esas medidas incluirán vetar a atletas, doctores, entrenadores y otros que se doparon o fueron cómplices. También se espera que Rusia implemente otras reformas, incluidas medidas para alentar la denuncia de irregularidades para erradicar la "profundamente arraigada cultura de hacer trampa" que identificó la comisión de la AMA.

La reunión del consejo en Mónaco está diseñada para desarrollar el proceso de limpieza y discutir con mayor precisión las propuestas que Rusia tendrá que seguir para ser bienvenida de nuevo. Cuánto tiempo podría tomar eso no está claro. Coe dijo que "no puede haber un calendario para el regreso de la federación de atletismo rusa hasta que nos aseguremos de que todos los criterios se han cumplido plenamente y continuarán cumpliéndose por siempre".

Coe también podría enfrentar nuevos cuestionamientos sobre su papel como embajador de Nike y si cabildeó para que la ciudad de Eugene, Oregon, sea la sede de los campeonatos mundiales de atletismo de 2021. Las oficinas corporativas de Nike están a las afueras de Portland, a unos 160 kilómetros (100 millas) de Eugene. Coe insistió en que "no cabildeé con nadie" en favor de Eugene, pero la ciudad sueca de Gotemburgo, la cual también estaba compitiendo por la sede, quiere que todo el proceso sea investigado. Eugene fue premiada con los campeonatos, los primeros en Estados Unidos, sin un proceso de licitación abierto.