Diack deja la Federación de Atletismo dolido

El aún presidente de la Federación Internacional de Atletismo, aseguró que deja su cargo dolido por los escándalos de dopaje que han envuelto a este deporte

Lamine Diack, presidente de la IAAF
Lamine Diack, presidente de la IAAF (Reuters)

PEKÍN, China

El senegalés Lamine Diack, que el 31 de agosto entregará la presidencia de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) al británico Sebastian Coe, destacó hoy que deja el cargo dolido por los escándalos de dopaje que este año han sacudido el deporte, pero convencido de dejar un buen legado.

"Me han afectado personalmente", señaló Diack en la que posiblemente será su última rueda de prensa como máximo responsable del atletismo mundial, un cargo que ha ostentado durante 16 años, al término del 50 congreso de la IAAF, celebrado en Pekín.

El exatleta africano insistió, no obstante, en que la prensa ha exagerado algunas informaciones en este sentido -en referencia a recientes reportajes de medios alemanes y británicos-, y que la IAAF ha sido pionera a la hora de luchar contra esta lacra, implantando, por ejemplo, los controles fuera de competición.

Preguntado sobre si lamenta no haber llevado los Mundiales a África durante su mandato, su respuesta fue rotunda: "No era mi objetivo, lo que quería es arraigar el atletismo allí, en sus escuelas".

"Trabajé en África durante 30 años, sabía lo que podía hacer allí y lo que no. No pensé en invertir 50 o 70 millones de dólares para tener allí un Mundial si luego no se podía garantizar que el público llenara los estadios", aseguró el retirado saltador de longitud, que despuntó en esta modalidad deportiva en la década de los 50.

Matizó que si países como Marruecos o Sudáfrica -que ya ha acogido Mundiales en deportes como el fútbol o el rugby- hubieran estado interesados en el campeonato de atletismo se podría haber considerado, pero aseguró que estuvo más interesado en llevar este gran evento "a un país-continente como es China".

"Cuando (los organizadores chinos) me dijeron que habían reservado 170.000 entradas para escolares me conquistaron", añadió el directivo de 82 años.

A falta de dos días para que comience en la capital china la decimoquinta edición de los Mundiales de Atletismo, Diack recordó que éstos batirán el récord de naciones participantes (207, cuatro más que en Moscú 2013).

Diack vaticinó una audiencia de unos 6.000 millones de espectadores para unos campeonatos en los que participarán 1.931 atletas (1.042 hombres y 889 mujeres) y que por primera vez se retransmitirán en directo también en internet, a través de un canal de YouTube.

La ceremonia de inauguración será a las 17:00 hora local (9:00 GMT) del sábado, y a ella asistirá el presidente chino, Xi Jinping, así como el máximo responsable del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, el príncipe Alberto de Mónaco y otras personalidades.

"Estos Mundiales ayudarán a desarrollar este deporte en China y mejorarán la comprensión y el diálogo entre las gentes de nuestro país y el resto del mundo", señaló el presidente del comité organizador, Gao Zhidan, en la misma rueda de prensa.