Preocupan retrasos en estadio olímpico

El Estadio Nacional de Tokio fue partícipe de los Juegos Olímpicos realizados en 1964, por lo que para la justa deportiva del 2020 se ha planteado una remodelación 

TOKIO, Japón

El jefe del comité organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio está preocupado porque el retraso en la demolición del antiguo estadio Olímpico tenga un impacto negativo en la justa de 2020 y en el Mundial de Rugby de 2019.

La demolición del antiguo Estadio Nacional estaba programada para comenzar el 29 de septiembre, pero se retrasó por problemas con la subasta. Las autoridades ordenaron que se realice una nueva subasta, por lo que las obras fueron pospuestas hasta mediados de diciembre.

El jefe del comité organizador, Yoshiro Mori, quien también es presidente de la federación japonesa de rugby, dijo en una reunión con funcionarios de la ciudad a cargo del Mundial de Rugby que está preocupado por los retrasos.

Los organizadores tienen planes de reemplazar el estadio con una nueva instalación con capacidad para 80.000 personas, donde también se jugará el Mundial de Rugby.

"Estoy preocupado", expresó Mori sobre los retrasos. "Los Juegos Olímpicos son para Tokio, pero tendremos unas 12 sedes del Mundial de Rugby en todo el país. Abriremos las puertas de todo Japón al resto del mundo, y queremos que el éxito de 2019 llegue a los Juegos de Tokio".