Río 2016, al alcance de Paola Pliego

Tras 15 años de practicar la esgrima, la capitalina está por volver realidad su sueño de llegar a una justa olímpica, ya que el equipo de sable femenil tiene medio boleto a Río

Paola Pliego, esgrimista mexicana
Paola Pliego, esgrimista mexicana (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La esgrima mexicana no ha vuelto a competir en equipos desde los Olímpicos Múnich 1972, pero hoy en día esta modalidad es su mejor arma para clasificarse a los Juegos de Río de Janeiro 2016.

El equipo de sable femenil, donde se encuentra Paola Pliego, es quien por ahora se encuentra con la mayor posibilidad de clasificar a la justa veraniega tras ubicarse en el lugar nueve del ranking mundial. De clasificar en esta modalidad, las esgrimistas también tendrían derecho de competir en la prueba individual.

Pliego ha estado practicando la esgrima desde que tenía seis años de edad y ahora, a sus 21, está muy cerca de cumplir ese sueño de competir en una magna justa. La esgrimista ha logrado, junto con Julieta Toledo y Úrsula González, el oro en Juegos Centroamericanos Veracruz 2014 y la plata en los Juegos Panamericanos Toronto 2015; de manera individual, obtuvo el bronce en la justa regional y el quinto sitio en la continental.

Al equipo mexicano le quedan tres Copas del Mundo para seguir sumando puntos en el ranking, la primera es el primero de noviembre en Orleans, Francia; después el 31 de enero de 2016 en Atenas, Grecia; y finalmente terminarán el 21 de febrero en Gand, Bélgica. Al término de estos tres eventos, Pliego y sus compañeras estarían ya festejando el pase olímpico.

¿Qué tan factible es clasificar a los siguientes Juegos Olímpicos?

"Todo va por buen camino, ya que tenemos muchos puntos en individual y por equipo dentro del ranking mundial. Después de los Panamericanos solo hemos tenido una Copa del Mundo, en Venezuela, la semana pasada, donde quedamos en séptimo lugar por equipos y que nos dio todavía más puntos para estar más cerca de Río. Estoy casi segura de que clasificaremos en grupo porque ya solo quedan tres Copas del Mundo para que se haga el corte final y por si por alguna razón no clasificamos en esa modalidad, lo cual no creo que pase, la única en ir a la justa de forma individual sería yo, al tener los puntos necesarios para asisitir. Así, la mejor vía es obtener los pases por medio del equipo para así clasificar a más esgrimistas a estos Juegos Olímpicos y además aprovechar el buen momento que pasamos como conjunto".

¿Por qué tanta seguridad y confianza en obtener ese pase olímpico?

"En todos los ciclos hemos ido mejorando, subiendo los lugares en el ranking y vamos mejorando con el paso del tiempo. Simplemente, somos un equipo joven y hemos estado juntas desde chicas, entonces nos conocemos y confiamos mucho en nosotras. Me atrevo a decir que estamos con un pie y medio dentro de Olímpicos, porque primero entran los primeros cuatro del Mundo y ahí ya están Rusia, Ucrania, Estados Unidos, mientras que el cuarto boleto se lo están peleando Francia, Italia y Polonia, después se clasifica uno de cada continente y como Estados Unidos ya está dentro, entra México, porque somos los segundos lugares en el continente americano, y luego se incluye un equipo de Europa, Asia y África, y el país debe estar dentro del 16 del mundo y nosotras lo estamos".

¿Por qué elegiste la esgrima como deporte?

"A mis hermanas les gustaba y me fui envolviendo en la disciplina; llevo prácticamente toda mi vida en la esgrima, al haber empezado desde los seis años. He sacrificado todo en mi vida personal y una de las cosas que más me duele es estar fuera de mi país al estar viajando y preparándome en el extranjero. No hago nada más que esgrima y sé que todo este esfuerzo tendrá una real recompensa que será clasificar a Río de Janeiro 2016".