Es tiempo de esperar

Melissa Rebolledo sabe que aún debe crecer para recibir el apoyo económico


Melissa Rebolledo en un combate de esgrima
Melissa Rebolledo en un combate de esgrima (Cortesía indeporte.mx)

Ciudad de México

Ser juvenil y haber ganado una medalla de bronce en la Copa del Mundo en Serbia, de inmediato hizo que los ojos voltearan hacia ella, pero todavía debe trabajar para que los apoyos empiecen a llegar, y por ello, la esgrimista Melissa Rebolledo continúa sus entrenamientos en el Centro Nacional de Alto Rendimiento en busca de seguir subiendo al podio en eventos internacionales.

"Fue muy importante para mí porque es la primera medalla internacional, y a pesar de que ahora cambio de categoría, siento que puedo conseguir mejores cosas. Por ahora no me han dado beca y solo me dicen que está en proceso. Me dijeron que ganando el Panamericano de este año, pero estuve muy nerviosa y me fue muy mal y ahora no me han dicho hasta dónde tengo que llegar para que me den la beca", declaró Rebolledo.

La deportista de 19 años de edad está contemplando este ciclo como experiencia para en el siguiente tomar la batuta y estar en posibilidades de llegar a una justa olímpica.

"Sí hay mucha diferencia entre la categoría juvenil y la mayor, pero no hay imposibles. Si hablamos de las atletas de la (selección) mayor ellas piensan más cómo atacar, y las juveniles son más mañosas. Ahora siento que es un ciclo de mucha experiencia y para el que sigue estoy segura estaré peleando un lugar a los Olímpicos, sin embargo, en este ciclo voy a buscar el proceso para estar en los Juegos Centroamericanos y los Juegos Panamericanos", declaró la deportista.

Rebolledo es consciente de lo difícil que es clasificarse a una justa veraniega, y de lo que tiene que dejar de lado en su vida personal para poder trascender en este deporte, donde el mexicano no ha tenido recientemente un papel destacado en la justa olímpica.

"De América solo puede ir uno por continente y para este ciclo estoy peleando el lugar con Nataly Michel Silva, aunque ella tiene un camino más largo. Por ahora he decidido sacrificar estar con la familia y la escuela, me frustro cuando regreso de momento a la vida escolar ya que tengo que hacer exámenes y por eso luego no doy el 100 por ciento en los entrenamientos, pero tengo que separar todo esto", precisó.