México escala por un lugar en Tokio

Mauricio Huerta, uno de los mejores escaladores de México, habló sobre esta actividad y la posible participación de México en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

CIUDAD DE MÉXICO

Una de las cinco disciplinas que debutarán en el programa olímpico a partir del año 2020 en Tokio, Japón es la escalada deportiva, y uno de los mejores escaladores de México, Mauricio Huerta, platicó con La Afición para explicar de qué trata.

Este deporte tiene diferentes modalidades, pero básicamente consiste en llegar a la cima de una pared –sintética o natural– a través de anclajes y rutas previamente planeadas. Una de las ramas de esta actividad es el bouldering, que se practica en muros prefabricados de máximo cinco metros de altura.

Huerta comentó que en la Ciudad de México hay alrededor de 10 gimnasios y muchas zonas naturales a lo largo de todo el país, haciendo hincapié en que en el norte del mismo se encuentran algunas de las mejores del mundo. El equipo necesario para practicarla es magnesia (polvo), arnés, cuerda, cintas de seguridad y zapatos especiales, llamados gatas. Aproximadamente, el equipo cuesta entre 10 y 15 mil pesos.

Huerta tiene 28 años de edad, y empezó a escalar a los 11. Comenzó a competir desde los 13, fue campeón nacional y ha representado a México en torneos internacionales. Actualmente entrena dos grupos de niños: en uno tiene 20 alumnos de nivel básico, y en el otro cinco de alto rendimiento que aspiran a participar en las olimpiadas.

Menciona que antes la comunidad escaladora era muy pequeña y las zonas para realizar la actividad estaban menos desarrolladas, y considera que la actividad ha crecido mucho en los 17 años que él lleva de carrera: “Cada vez hay más competencias y más escaladores, más niños motivados sobre todo por lo de las olimpiadas”.

“Están muy chicos, pero si ellos quieren, tienen el talento y si le echan ganas, es posible”, dijo sobre la participación de sus alumnos en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.  “Creo que va a ayudar mucho que la escalada ya vaya a estar en las olimpiadas, para que haya más apoyo. Espero que después de los juegos haya más entrenadores y gimnasios”, agregó.

Una de las alumnas de Huerta es Roberta Portales, quien tiene 12 años de edad y practica desde los cuatro cuando su madre, quien también escalaba, la llevó a un gimnasio para que se iniciara en la actividad. Ella asegura que entrena todos los días para subir de grado y superarse, ya que su meta es representar a México en Tokio.


“Sería un honor representar a mi país y enseñar un poquito de lo que puede hacer este deporte en México”, compartió Roberta, quien invierte mínimo dos horas diarias en el gimnasio para lograr su objetivo. “Me gusta porque me reta, si te caes lo tienes que volver a intentar. Se me hace muy divertido, porque es de pensar mucho”.

A pesar de ser considerado un deporte de acción, Huerta asegura que es una actividad segura, y que los participantes de la misma no corren ningún riesgo al practicarla: “Si lo haces a consciencia y sabes utilizar el equipo, no es peligroso, y menos en competencias porque hay colchones muy grandes y el equipo está muy estandarizado”, expuso.

Añadió que es la mayoría de las personas que se dedican a esto lo hacen como algo recreativo, sin embargo, los que tienen un nivel competitivo más alto llevan una dieta saludable, porque “para ser escalador tienes que estar ligero. Algunos van al gimnasio y hacen mucho cardio, pero la mayoría lo hacen como una actividad recreacional”, finalizó.

Las modalidades de escalada deportiva que se realizarán en los próximos Juegos Olímpicos serán la escalada de velocidad, apertura de vías y bouldering. Participarán 20 atletas en la rama femenil y 20 en la varonil, y los ganadores se elegirán de acuerdo a sus resultados en las tres pruebas.