Dúo dinámico en Dubái

Conducido por el mexicano Víctor Espinoza, California Chrome se convirtió en el caballo con más ganancias

Víctor Espinoza sobre California Chrome a su arribo a la meta
Víctor Espinoza sobre California Chrome a su arribo a la meta (AFP )

DUBÁÍ, Emiratos Árabes

Montado por el jockey mexicano Víctor Espinoza, California Chrome probó de forma enfática que volvió a sus mejores momentos al ganar la Copa del Mundo de Dubái por cinco largos.

Con la victoria, Chrome sumó 6 millones de dólares a sus 6.53 mdd de ganancias y superó a Curlin, campeón en 2008 como en caballo con más ganancias.

Segundo lugar en su debut en la carrera con la bolsa más rica del mundo, el año pasado, el pura sangre entrenado por Art Sherman consiguió el triunfo llevado por Espinoza, a pesar de que su silla se deslizó casi hasta la espalda del ejemplar hacia el fi nal de la prueba. Para entonces, el potro estadunidense de cinco años ya había pasado enfrente del grupo superándolos en la curva final y acelerando a 400 metros de la meta para finalizar la carrera.

"No estaba preocupado por ello (la silla)", expresó Espinoza, que llevó a American Pharoah a la Triple Corona estadunidense el año pasado. "Solo me mantuve viendo hacia adelante y pensando, ‘¿dónde está la meta?’ No nos acercábamos a ella lo suficientemente rápido”, comentó Víctor.

“Hoy mostró cómo puede correr cuando está al cien porciento. Se sintió fuerte durante los previos. Ganó fácil”. Chrome, el gran favorito por segundo año en fila, comenzó desde la puertecilla 11, lugar que no lo favorecía, pero sus trancos fueron rápidos a pesar de que se abrió todo el tiempo, situándose junto a Mshawish, que tomó la punta temprano en la carrera bajo la monta de Frankie Dettori.

“Le encanta correr por el exterior”, dijo Sherman. “Solo le dije a Víctor que lo pusiera en una posición para ganar, ‘si tienes que perder terreno, que así sea’. Es el sueño de una vida para mí.

Mubtaahij, ejemplar irlandés, fue el segundo lugar, seguido por Hoppertunity de Estados Unidos. Chrome no corrió durante un periodo de diez meses el año pasado, debido a una lesión de huesos.

El pura sangre comenzó su regreso a las pistas en el Hipó- dromo de Santa Anita en enero. Esta, por valor de 10 millones de dólares, es su tercera victoria en fi la.

Sherman comentó que Chrome regresará a casa, a diferencia del año pasado cuando fue llevado a Gran Bretaña. “No creo que vaya a Inglaterra”, dijo. “Le daremos 30 días en la granja para dejarlo relajarse y el último objetivo es la Breeders Cup (en noviembre en Santa Anita).”

En cuando a la otra gran carrera de ayer, la Dubái Sheema Classic, fue Postponed, con la monta del jockey Andrea Atzeni, quien se proclamó ganador. El caballo irlandés, de cinco años de edad, es propiedad del jeque Mohammed Obaid Al Maktoum y su entrenador es Roger Varian.

El japonés Duramente, montado por Mirco Dermuro, de Sunday Racing, llegó en segundo lugar y finalmente la tercera posición fue para Last Impact que iba montado por Joao Moreira.