Hermanas compartieron podio en Sochi 2014

La estampa del día en los Juegos Olímpicos de Invierno en Rusia corrió a cargo de Justine y Chloe Dufour-Lapointe

Sochi, Rusia

La familia Dufour-Lapointe celebró por partida doble, con el oro para Justine, de 19 años, y la plata para Chloe, de 22. Al costado de la pista celebró Maxime, de 24 años y la mayor de las tres hermanas canadienses, duodécima en el centro de esquí de Krasnaya Polyana.

El bronce quedó para la estadunidense Hannah Kearney, quien venía de ganar 27 de las últimas 37 pruebas en la especialidad y era la abrumadora favorita.

"Es increíble, ¡era mi día!", celebró Justine, quien se llevó el oro gracias a su descenso final para un puntaje total de 22,44.

"Esta mañana me desperté y estaba un poco inquieta. Era el día más grande de mi vida, estaba claro lo que debía hacer. Ganar una medalla de oro es una locura absoluta, estoy viviendo un sueño ahora mismo".

La menor de las Dufour-Lapointe añadió que ganar con toda la familia presente convertía el día en algo más especial aún.

"Lo más satisfactorio de todo esto es que lo hicimos juntos".

Chloe, quien había sido quinta en Vancouver 2010, sumó 21,66 puntos para la plata, relegando al bronce a Kearney, campeona olímpica cuatro años atrás, con 21,49.

"Era un día de los grandes, una fecha que esperé por cuatro años", aseguró Chloe.

"Esta pista requería competir con emoción, yo esquié con el corazón, y los jueces vieron eso. Estar en el podio con mi hermana es increíble, y estamos muy orgullosas la una de la otra, también de Maxime".

Que dos hermanas ocupen los dos primeros escalones del podio es inusual, pero tiene precedentes: la francesa Marielle Goitschel ganó en Innsbruck 1964 el slalom gigante por delante de su hermana Christine. En el slalom el resultado fue el inverso.

Dos hermanos estadunidenses, Phil y Steve Mahre, se llevaron el oro y la plata en los Juegos de Sarajevo 1984.