La IAAF pide explicaciones a Rusia por dopaje

La Federación Rusa se ha visto involucrada en una serie de cuestionamientos sobre el consumo indebido de sus atletas, donde destacan campeones olímpicos de atletismo y atletas

Mariya Savinova, campeona olímpica de 800 metros
Mariya Savinova, campeona olímpica de 800 metros (Reuters )

BERLÍN, Alemania

La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) pidió recientemente explicaciones a la Federación Rusa por la aparición de una lista de acusados de dopaje, entre los que se encontraba la campeona olímpica de 800 m Mariya Savinova, informó la cadena pública alemana ARD este domingo, a una semana de los Mundiales de Pekín.

Según la misma fuente, Serguei Portugalov, responsable del departamento médico de la Federación Rusa, así como tres entrenadores nacionales se enfrentan a una sanción de por vida.

Además, varios marchadores pasaron recientemente controles en el centro nacional de Saransk y dieron positivo, seis casos relacionado con EPO en el mes pasado, según las informaciones recogidas por la ARD.

En diciembre, la ARD difundió un documental 'Dopaje confidencial: cómo Rusia fabrica a sus ganadores', enseñando, con testimonios, un sistema generalizado de dopaje en el atletismo ruso.

Desde Londres, el Sunday Times afirmó este domingo que la IAAF impidió la publicación de un estudio sobre el dopaje, según el cual un tercio de los atletas presentes en los Mundiales de 2011 admitieron haber recurrido a métodos prohibidos para mejorar sus resultados.

Investigadores de la universidad de Tübingen en Alemania habían accedido a los atletas de alto nivel durante los Mundiales de Daegu, en Corea del Sur, en 2011, y habían concluido que entre el 29% y el 34% de los 1.800 participantes en la competición habían violado el reglamento antidopaje durante los 12 meses anteriores.

Los investigadores indicaron al Sunday Times que la IAAF bloqueó la publicación de sus resultados.

"La IAAF jamás se opuso a la publicación de este estudio", replicó la instancia que, sin embargo, añade que "siempre tuvo serias reservas sobre la interpretación de los resultados".

El Sunday Times y la cadena alemana ARD publicaron a principios de agosto que 800 de los 5.000 atletas, sometidos a pruebas antidopaje entre 2001 y 2012, presentaban valores sanguíneos "sospechosos o altamente sospechosos".