Disciplinaria perdona a Mauro Cejas

El argentino se mostró contento por no haber sido suspendido y se prepara para enfrentar a Pumas este domingo en CU.
Darwin y Mauro, contentos en el entrenamiento de ayer.
Darwin y Mauro, contentos en el entrenamiento de ayer. (Manuel Guadarrama)

Torreón

Mauro Cejas se mostró contento de no haber sido suspendido tras la expulsión que sufrió la semana anterior en el partido ante Monarcas, pues aseguró que en ningún momento golpeó al rival ni tenía la intención de hacerlo.

Cejas está en planes de Caixinha para jugar este domingo ante Pumas, por lo tanto se dijo agradecido de que se haya hecho justicia.

“La verdad, cuando se dio el tema de la expulsión en su momento supe que fui fuerte a la pelota, pero no en ningún momento a tratar de hacer daño, al contrario, por eso al terminar el partido le dije al árbitro que después de que viera de nuevo la jugada se daría cuenta de que en ningún momento voy a pegarle al contrario, es más, ni le pego, lo que pasa es que como estaba (el silbante) en un ángulo donde yo le estorbaba, me parece que se precipitó al ver al jugador de Monarcas fingir la falta”, dijo.

Señaló que los árbitros son seres humanos y pueden equivocarse como cualquiera, “a mí nunca me ha gustado opinar del arbitraje ni me verán decir algo en contra y si en algún partido ando caliente, trato de guardármelo para mí, porque se está criticando mucho a los árbitros, se les carga mucho la mano y si nosotros mismos no tratamos de ayudar para que eso mejores, entonces será imposible”.

Sobre las tendencias de algunos silbantes con respecto a ciertos futbolistas que fingen faltas, Cejas mencionó que obviamente los árbitros tienen referencias de ciertos jugadores que suelen fingir muchas faltas, “acá nos conocen a todos, pero nunca me ha gustado opinar de ese tema, porque a veces son situaciones muy difíciles que en segundos hay que tomar decisiones, interpretar una jugada”.

Listo para encara a Pumas

Mauro ahora se enfoca en el partido ante la UNAM y cree que es una oportunidad de ganar en CU después de 11 años.

“Nosotros necesitamos ganar de visita, en este torneo no lo hemos conseguido y son estadísticas que uno quizá quiere romper, porque a veces la ansiedad de querer ganar un partido puede salir contraproducente”, afirmó.