Dimite brazo derecho de Coe en IAAF, implicado en escándalo de dopaje

Davies habría enviado ese correo a Papa Massata Diack, que trabajaba en la IAAF como consultor de márketing y que es hijo del expresidente del máximo órgano rector del atletismo

La IAAF quiere un informe de lo acontecido con los atletas rusos
La IAAF quiere un informe de lo acontecido con los atletas rusos (AP )

PARÍS, Francia

Nick Davies, actual brazo derecho del presidente de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) Sebastian Coe, presentó su dimisión este martes por la noche tras las informaciones que le relacionaban con el escándalo de dopaje que afecta a la organización.

El lunes, el diario francés Le Monde publicó que Davies trató de impedir la revelación de casos de dopaje en el atletismo ruso hasta después de la celebración del Mundial de 2012, disputado en Moscú.

"He decidido dimitir de mi cargo en la IAAF hasta que el Comité de Ética sea capaz de revisar el caso y decidir si soy responsable de violar el Código Ético de la IAAF", declaró Davies, director de la Oficina del Presidente, en un comunicado difundido por la federación.

El lunes, el diario Le Monde y posteriormente el canal de la televisión británica BBC publicaron que Davies, en ese momento secretario general de la IAAF, envió un mail con un plan para mantener ocultos los nombres de los atletas rusos dopados hasta la conclusión del campeonato mundial.

Davies habría enviado ese correo a Papa Massata Diack, que trabajaba en la IAAF como consultor de márketing y que es hijo del expresidente del máximo órgano rector del atletismo, Lamine Diack.

En el mail, enviado pocas semanas antes de la cita moscovita, Davies escribió que necesitaba sentarse con los responsables de la lucha antidopaje para mantener a los "muertos rusos en el armario".

"Si los culpables no compiten, podemos esperar a la conclusión del evento para anunciarlos", escribió Davies.

- Plan para tapar casos de dopaje rusos -

"Además, podemos preparar un informe especial sobre los controles de la IAAF que muestre que una de las razones por las que muchos atletas rusos dan positivo es porque ¡son sometidos a muchos controles", añadió.

El responsable proponía para ello una campaña mediática "oficiosa" de la IAAF dirigida por una empresa especializada en el márketing deportivo, CSM, cuyo director general era Sebastian Coe.

En una respuesta a Le Monde, Davies aseguró que "ningún plan se llevó a cabo como consecuencia de ese correo y no hay ninguna posibilidad de una estrategia o plan que pueda interferir en el proceso antidopaje".

También negó haber hablado con CSM sobre la campaña mediática. "CSM nunca ha trabajado con la IAAF desde que Sebastian Coe es miembro" de la federación.

Lamine Diack, de 82 años y 15 como presidente de la IAAF, fue sustituido por Coe en agosto y después dimitió como miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) el pasado mes de noviembre, cuando la justicia francesa le acusó de cobrar dinero ruso a cambio de hacer la vista gorda con casos de dopaje de atletas de esa nacionalidad.

La idoneidad de elegir Rusia para albergar un evento de este prestigio ya fue cuestionado por la gran cantidad de positivos por dopaje en el atletismo ruso.

La IAAF anunció sanciones contra 16 atletas rusos en los cuatro meses siguientes al campeonato.

El mes pasado, el atletismo ruso fue suspendido de cualquier competición tras las acusaciones de "dopaje de estado" , lo que podría impedir a los atletas de esta nacionalidad participar en los próximos Juegos de Rio-2016.