Desaprovechan buena novillada de Xajay

Caballero cumplió. Platerito y Zavala requieren más preparación. En general los novillos por arriba de los toreros. 

La Monumental Plaza de toros México fue escenario de la  10ª novillada de Temporada
La Monumental Plaza de toros México fue escenario de la 10ª novillada de Temporada (Daniela Magdaleno )

CIUDAD DE MÉXICO

Monumental Plaza de toros México. 10ª novillada de Temporada . Novillos de Xajay, criados en la Hacienda "La Laja" en el Estado de Querétaro por Xavier Sordo Madaleno. Todos bautizados en homenaje a los torileros de la plaza. 1° débil y noble 2° con motor y también noble 3° bueno y noble, mereció más. 4° sin presencia y lastimado del tren trasero 5° muy bueno. Ovacionado en el arrastre 6° duramente castigado 7° de regalo mejor presentado, no funcionó.

Hoy sí, la empresa anunció un cartel atractivo que lamentablemente tampoco convocó a más gente de la que ordinariamente asiste. Tarde que inició con agradable sol, trascurrió con lluvia y viento. Terminó templada y apacible. Abrió plaza el madrileño Gonzalo Caballero, quien mostró muy buenas maneras. Se vio con cabeza y resuelto ante la cara de su noble novillo, tanto de capa como de muleta. Se le escapó una oreja por una entera tendida a pesar de haber matado con un certero descabello. Saludó en el tercio. Debió merecer más. Con su segundo no fue apreciado por el público debido a la falta de trapío del novillete. Que lamentable sortear un animal con tan poco trapío y no poder redondear su tarde. Pasó totalmente desapercibido. Pésimo esta vez con el estoque y se retiró en silencio. Con el de regalo, un novillo de difícil lidia no se entregó ni entendió. Caballero después de un susto con la capa donde se salvó de milagro y solo logró pegar una buena estocada, se retiró en silencio.

El zacatecano Ángel Espinoza "Platerito", con el mejor lote, se equivocó al dejar que le pegaran dos varas en una visita al picador. Platerito adornó el morrillo con tres pares meritorios que fueron muy celebrados. De muleta se vino para abajo pues se mostró sin mando. El toro iba y en casi todos los muletazos le prendió la muleta. Cerró con muletazos por arriba ya sin brújula. Estuvo pésimo con el estoque. Se retiró entre silbatina. Con el cuarto, el novillo lo lastimó en la mano izquierda al brincar a la barrera en el primer par de banderillas. De muleta más de lo mismo. Sin brújula y visiblemente desperdiciado otro novillo que pedía a gritos una muleta poderosa. El aire aún le complicó más las cosas y cerró con manoletinas. Mató de una entera desprendida. Se retiró en silencio.

El poblano Pepe Zavala sorteó un primer toro de dulce al que nunca le pudo. Situación sumamente lamentable para este novillero que dejó ir el premio mayor como cuando puso agua en un canasto. Pésimo con el estoque y no sé que ocurrirá con este novillero que no lo vemos progresar. Con el sexto, que debía haber cerrado plaza, ya que Caballero regaló uno más. Volvió a cometer el mismo error.

Dejó a su picador pegarle a este novillo otra vez en demasía. Otra vez Zavala sin seguridad de pies ante un muy mermado novillo. No solo eso, se cayó torpemente ante la cara del toro sin razón alguna. No entiendo cual será su argumentación para solicitar ser repetirlo después de tres fracasos en esta temporada. Pegó un infame bajonazo y varios pinchazos que puso de en contra al escaso público. Se retiró entre silbatina. En el pecado llevó su penitencia al pegarle innecesariamente de más a sus novillos