Encierro poco propicio de Monte Caldera

Destacaron el novillo que abrió plaza de Rancho Seco y la pega de los Forcados Mexicanos

CIUDAD DE MÉXICO

10ª Novillada de la Temporada. Monumental Plaza México, Tarde ventosa, muy nublada, con muy escasa entrada. La Empresa anunció otra novillada de selección faltando dos más para el compromiso que le exige el Reglamento Taurino del DF para vender el Derecho de Apartado. El matador de toros en retiró Ricardo García "El Estudiante" tuvo el detalle de regalar al triunfador un vestido de luces azul bordado, premio que se declaró desierto.

Juego del Ganado. Se lidiaron seis novillos. Abrió plaza el criado por Don Checo Hernández en Tlaxcala.1° bravo y repetidor. Los de Monte Caldera. Todos mansos: 2° Soso e incierto 3° Noble y complicado 4° El menos malo 5° complicado 6° nunca entendido.

Abrió plaza el joven rejoneador Alejandro Zendejas teniendo una regular actuación a pesar de que su novillo funcionó. No tuvo suerte alguna con el estoque y quienes aprovecharon las buenas embestidas fueron los Forcados Mexicanos logrando una buena pega en el primer intento.

El primer novillo de a pie le tocó en suerte al Colombiano Germán Rodríguez avecindado en Mérida, Yucatán. Muy poco pudo ofrecer, sólo voluntad pues la mansedumbre del toro no le permitió hacer absolutamente nada. Tiene derecho a una nueva oportunidad con novillos de más casta.

El segundo espada de a pie fue el tlaxcalteca Alejandro Lima "El Mojito", pupilo de la Escuela de Uriel Moreno "El Zapata". Destacó en un quite por Zapopinas. De muleta pudo pegar algunos buenos naturales. Pasó más que fatigas con los aceros, escuchó los tres avisos y vio desconsolado como se le fue vivo su novillo. Se retiró con lágrimas en el rostro sabiendo que este incidente puede mellar su carrera.

El Leonés Miguel Alejandro no pudo repetir la buena tarde que tuvo hace un año, pues su novillo no le dio ninguna opción. Por él no quedó pero el comportamiento del novillo fue infame. También escuchó un aviso por sus fallas con el acero.

El hidalguense Rodrigo Ochoa logró pegar algunos buenos muletazos pudiendo dominar a un novillo que embestía a media altura y era repetitivo.

El robusto tlaxcalteca, avecindado en el Estado de México, Martín López sufrió mucho en la lidia pues le pesó mucho su debut pasando las de Caín en la capa y con la muleta. Afortunadamente fue efectivo el matar y pasó con menos penas que las que se presentía iba a pasar.

El premio se declaró desierto y será entregado el 5 de octubre, en la novillada de triunfadores de la Temporada.

La semana que entra se anuncia la final de "En Busca de un torero". Certamen que es un certamen que tiene la intención de promover novilleros mexicanos.