Cuéncame se coronó con el Rubí

La alazana de Cuadra J-A se llevó la primera gema de la Triple Corona exclusiva para potrancas mexicanas, con la monta de José Ángel Ambrosio venció en los siete furlongs con tiempo de 1 minuto, 26 segundos 4 quintos

La potranca Cuéncame durante la carrera
La potranca Cuéncame durante la carrera (Miguel Ángel Espinoza)

Ciudad de México

La potranca criada en Rancho Pozo De Luna alojada ahora en los establos de Cuadra J-A; Cuéncame, venció a un nutrido grupo de doce damas de crianza mexicana que disputaron los siete furlongs de distancia (1408.18 metros) para conseguir la primera gema de la Triple Corona mexicana, el XVI Clásico Rubí.

La entrenada por Marciano Ponce Ramos, hija de Drover en Delta Run por CherokeeRun, jugó con un paso conservador por la recta lejana, al entrar a la recta de enfrente dejó a sus rivales con soberbia potencia y seis largos de diferencia con respecto a su más cercana contendiente, Impetuosa, con un tiempo sobre arena seca de un minuto 26 segundos y cuatro quintos.

La tercera plaza la firmó Zandunga Bonita, la cuarta en la pizarra fue Rapel. Los parciales 23 segundos un quinto para el primer cuarto, la primera mitad se recorrió en 46 segundos y tres quintos, en los tres cuartos de la prueba cronometró un minuto, 12 segundos 3 cuartos para concluir en un minuto, 26 segundos 4 quintos los siete furlongs pactados.

El XVI Clásico Esmeralda es la segunda parada del serial abierto para potrancas nacionales e importadas que se jugará el sábado 21 de mayo.