Indulto a sonajero de Villa Carmela

El andaluz Padilla fue el protagonista de la tarde, orejas de poca trascendencia para Rivera y Mauricio

Se corrió la cuarta corrida de la temporada en la Plaza de Toros México
Se corrió la cuarta corrida de la temporada en la Plaza de Toros México (Daniela Magdaleno)

CIUDAD DE MÉXICO

Monumental Plaza de Toros México. 4º Corrida de la temporada. Bajó la entrada en relación a las tardes anteriores.

Buen juego del ganado y muy disparejo en presentación con poco trapío el 2°, 5° y 7° (Sobrero de regalo). 1° bravo que se quedaba corto 2° noble sin fuerza 3° bravo con fuerza 4° con motor desaprovechado 5° débil y deslucido 6o mal presentado que también se quedaba corto. 7° de bandera que terminó por ser indultado por el Juez Jesús Morales que traía su tibio pañuelo que no aguanta ninguna presión.

El jerezano Juan José Padilla fue el triunfador al regalar el mejor toro que se había  quedó de reserva. Se llevó la tarde a pesar de sus inconsistencias con la muleta. En su primero poco pudo lucir ante un toro complicado que no lo dejó estar y aunque quiso agradar poniendo banderillas,  el bicho no lo dejo. Se retiró enfadado a la barrera. En su segundo, un toro noble y obediente, Padilla nunca se acomodo y solo escucho reclamos del público. Mató de pinchazo y entera caída y se retiró en silencio.  Con el regalo, un toro que no quería regalar y fue forzado por la Empresa y apoderados, se sacó la lotería pues le salió “Sonajero” #214 y 480 Kg. a bordo, y el toro que era de bandera y logró ser indultado. Padilla toreó a su estilo y gusto de la afición.

El potosino Fermín Rivera sorteó el lote con menos presencia y logró cortar una oreja a su primero a base de sobar un toro que acabó por dominarlo. En su segundo, fue muy poco valorado por el escaso trapío que vieron los aficionados,  pasó sin trascendencia.

Quien tuvo una tarde más sólida fue el capitalino José Mauricio, quien en su primerio se vio seguro de pies y con un corazón muy grande y logró pegarle unos buenos muletazos que llegaron al tendido, tanto, que a pesar de las deficiencias del estoque, le fue otorgada una oreja, la cual fue muy reclamada por la mayoría. Con su segundo no pudo hacer mucho por las condiciones del toro y no tuvo más trascendencia.

Tarde sobre valorada por el público con poca trascendencia para la afición. Padilla toreó bien al toro de regalo que era un pan. En los que sorteó estuvo a su aire. Faenas destacadas de Fermín y Mauricio. El ganado de Villa Carmela fue muy  irregular en juego y presentación.