Crisis en Ucrania llega a Sochi

Dos atletas ucranianos abandonaron la sede de los Juegos Invernales en protesta por el conflicto que se vive en su país

La ola de violencia comenzó el martes, cuando manifestantes atacaron a miembros de la policía antidisturbios y comenzaron incendios afuera del parlamento.
La ola de violencia comenzó el martes, cuando manifestantes atacaron a miembros de la policía antidisturbios y comenzaron incendios afuera del parlamento. (AP)

SOCHI, Rusia

El Comité Olímpico Internacional (COI), confrontado al caos sangriento que se vive en Ucrania tras la retirada de una atleta y su entrenador en los Juegos de Sochi, se esfuerza por quedar lejos de la política, apoyándose en el texto de la Carta Olímpica.

Una esquiadora y su padre a la vez que entrenador anunciaron este jueves su retirada de Sochi-2014 para protestar contra el régimen político de su país, al que acusan de haber motivado los enfrentamientos entre policías y opositores, que han provocado decenas de muertos.

Bogdana Matsotska y Oleg Matsotski dijeron que estaban ofendidos por el rechazo del presidente Viktor Yanukovich a dar prioridad al diálogo con los manifestantes, en una declaración publicada por el entrenador en su cuenta de la red social Facebook, en su nombre y en el de su hija.

"Como muestra de protesta contra los comportamientos dignos de matones con los manifestantes, dejamos de participar en los Juegos Olímpicos de Sochi", escribió Matsotski.

"Ahogó las esperanzas de Ucrania en un baño de sangre... ¡Gloria a Ucrania, gloria a sus héroes!", añadieron en su carta, escrita en ucraniano.

Matsotska, 27ª del supergigante y 43ª del eslalon gigante, estaba inscrita para participar en el eslalon del viernes. Es originaria de Kossiv, de la región de Ivano-Frankivsk, un bastión de los manifestantes anti-Yanukovich.

Según el Comité Olímpico Ucraniano, Matsotska y su padre tienen la intención de permanecer en Sochi hasta el final de los Juegos Olímpicos para "animar" a sus compatriotas.

Otros atletas ucranianos que ya terminaron su participación olímpica vuelven a casa con normalidad, según los planes previstos, mientras que el resto continúa para participar en los últimos días del evento.

El Comité Olímpico ucraniano no precisó si había marchas relacionadas con la grave crisis en Ucranaia, ni el número de atletas que ya han abandonado Sochi.

"Propaganda no autorizada"

El portavoz del COI, Mark Adams, confirmó este jueves en Sochi la renuncia de la esquiadora y su padre, sin entrar en detalles sobre esta situación, que resulta delicada para el organismo.

La regla 50 de la Carta Olímpica estipula que "ningún tipo de manifestación o propaganda política, religiosa o racial está autorizada en un lugar, sede o cualquier otro emplazamiento olímpico".

El COI rechazó, según el Comité Olímpico Ucraniano, una petición realizada el miércoles y que reclamaba que los atletas ucranianos pudieran llevar un brazalete negro en señal de luto tras las decenas de muertos en su país.

La petición podría haber sido analizada como un "signo político" y Adams afirmó que el COI y el Comité Ucraniano mantuvieron un encuentro informal, tras el cual se decidió que los deportistas no iban a llevar los brazaletes.

El presidente del Comité ucraniano, el mítico expertiguista Sergei Bubka, confirmó la versión, apuntando que un gesto así no respondería al "espíritu de la Carta Olímpica".

Los deportistas tuvieron que compartir su luto por otras vías, como un minuto de silencio el miércoles por la noche en la Villa Olímpica.

Bubka, que es también miembro del COI, indicó que le produce "una gran simpatía que atletas ucranianos quieran llevar un brazalete negro por los sucesos trágicos de Ucrania".

El asunto de los brazaletes negros ya había provocado polémica en estos Juegos de Sochi.

El COI había reprendido a Noruega después de que las integrantes del equipo femenino de esquí de fondo llevaran brazaletes negros en memoria del hermano fallecido de una atleta.

A falta de brazaletes, el Comité Olímpico Ucraniano comunicó el jueves que a las banderas ucranianas izadas en la Villa Olímpica se iba a añadir un lazo negro.