Corte suprema revisa el caso Oscar Pistorius

"Si usted mira las fotografías, (en el cuarto) hay espacio solamente para un inodoro y una persona y prácticamente nada más", dijo el juez Lorimer Leach al abogado defensor Barry Roux

Oscar Pistorius, atleta sudafricano
Pistorius (AFP )

PRETORIA, Sudáfrica

La Corte Suprema de Apelaciones interrogó enérgicamente el martes al abogado de Oscar Pistorius y un fiscal para determinar si cabe condenar por asesinato al atleta olímpico por haber matado a su novia, ratificar una condena por homicidio involuntario emitida por un tribunal de menor instancia, u ordenar un nuevo juicio.

Los fiscales sostienen que el Tribunal Superior de Gauteng del Norte erró al condenar al acusado del cargo menor, y que Pistorius debería haber sabido que alguien podía morir cuando disparó cuatro veces hacia la puerta de un diminuto baño en su casa.

En el juicio el año pasado, según los fiscales, Pistorius mató a Reeva Steenkamp cuando esta se refugió en el baño durante una discusión en febrero de 2013. La defensa argumentó que el corredor con las piernas amputadas disparó porque pensaba que adentro había un ladrón.

Uno de los cinco jueces del tribunal de apelaciones aclaró durante la sesión del martes, transmitida en vivo por televisión, que Pistorius todavía podría ser condenado por asesinato aunque no pensara que fuese Steenkamp quien estaba en el pequeño cuarto sino alguien más. En Sudáfrica, alguien puede ser condenado por asesinato si prevé la posibilidad de que alguien muera por medio de sus acciones y las ejecutase de todos modos.

"Si usted mira las fotografías, (en el cuarto) hay espacio solamente para un inodoro y una persona y prácticamente nada más", dijo el juez Lorimer Leach al abogado defensor Barry Roux. "No hay donde esconderse. Sería un milagro si uno no baleara a alguien".

Los cinco jueces interrogaron al fiscal Gerrie Nel y a Roux durante unas tres horas en el tribunal en Bloemfontein, una ciudad en el centro del país que es la capital judicial, ante la presencia de June Steenkamp, la madre de la víctima, y numerosos periodistas. El interrogatorio más enérgico y prolongado fue dirigido a Roux quien, según el cibersitio noticioso local News24, musitó en afrikáans "voy a perder" ante el micrófono todavía abierto al término de la audiencia.

Brian Webber, otro abogado de Pistorius, dijo que no podía comentar la supuesta frase de Roux sin oír la grabación ni conocer el contexto en el que se hubiese pronunciado. "Creo que tenemos un caso muy discutible", afirmó Webber.

Pero en un indicio negativo para el acusado, que no estuvo presente, algunos de los jueces insinuaron que habría podido saber que mataría a alguien, ya fuese su novia o un posible intruso, al disparar su pistola.