El taekwondo es lo mejor que me ha pasado: Victoria Ávila

Su primera Olimpiada Nacional fue en 2008, luego de tener un buen nivel competitivo y dejar atrás el entrenamiento por hobbie, se fija la meta de formarse como un atleta de alto rendimiento.

Torreón, Coahuila

Victoria Ávila previo a la Copa taekwondo Multimedios Laguna, el sábado 21 de mayo en el complejo Cultural y Deportivo La Jabonera, comparte cómo es la vida de un deportista de taekwondo de alto rendimiento.

Es seleccionada nacional, actualmente vive en la Villa Olímpica, donde entrena tres veces al día, cuenta con nutriólogo, instructor físico y un entrenador de la disciplina, pasa las 24 horas del día haciendo deporte para representar dignamente a su país y a La Laguna.

El taekwondo aparece en su vida a los 8 años, hija de padres taekwondoínes, tiene 2 hermanos más que también practican este deporte y busca llegar a participar en las olimpiadas.

Victoria Ávila hizo un llamado a los jóvenes que pretenden hacer del deporte su vida, que cualquier deporte es una experiencia maravillosa que transforma todo, se reciben muchas satisfacciones.

La primera Olimpiada Nacional en la que estuvo fue en el año 2008, luego de tener un buen nivel competitivo y dejar atrás el entrenamiento por hobbie, se fija la meta de formarse como un atleta de alto rendimiento.

En 2009 ganó su primera medalla nacional en Tijuana, en esa época estaba en sexto grado de primaria en el Pereyra.

La constancia de Victoria por tratar de alcanzar sus sueños de convertirse en un atleta de alto rendimiento dio fruto, participó en otras competencias y ganó el tercer lugar en el 2010.

Mientras que en el 2011 en un selectivo nacional juvenil obtiene la presea de plata, ese selectivo era para conformar la selección que participará en el mundial de Egipto 2012.

Fue convocada por la selección nacional juvenil en Monterrey, Nuevo, León, durante un se mestre realizaron evaluaciones donde desafortunadamente no le va bien, sin embargo al ver cómo se desenvolvía en este arte marcial, la invitaron como seleccionada nacional a la Ciudad de México en 2012.

A sus 15 años se va a la Ciudad de México al Centro de Alto Rendimiento, donde su maestro Julio Álvarez la entrena y obtiene primer lugar, ese mismo año se hace titular de la selección nacional de taekwondo.

En 2013 en la Olimpiada vuelve a llevarse la medalla de oro, participa en ese mismo año en el torneo de las Vegas, también asiste a los juegos Panamericanos juveniles obteniendo la medalla de bronce.

En 2014 se realizó el Mundial Juvenil en Taipéi, China, donde representó a la región y a México, la primera pelea fue contra España, la segunda contra Australia y la tercera contra Francia, en esta última perdió, sin embargo se logró posicionar en quinto lugar.

Con una carrera en ascenso Victoria Ávila gana otra vez la olimpiada nacional, eso la convirtió en bicampeona nacional, en 2014 vuelve a ganar en el selectivo juvenil, siendo acreedora al título de tricampeona juvenil.

En 2015 regresa a Torreón y participa en el selectivo de Adultos, quedando en primer lugar, fue en febrero cuando la selección nacional de adultos la llama para integrarse a sus filas, se regresa a la Ciudad de México al Centro de Alto Rendimiento.

“Yo les aconsejo que no se rindan, que siempre se pongan una meta y un objetivo”. Su propio objetivo es llegar a Tokio 2020 y de ahí participar en los Olímpicos.

Visitó Corea por dos semanas para entrenar, luego estuvo en España y Alemania para realizar entrenamientos. 

Actualmente se prepara para participar en un abierto Panamericano G2 en Querétaro. Para Victoria Ávila el Taekwondo es lo mejor que le ha pasado, le ha enseñado muchas cosas entre ellas madurar, las experiencias que le ha dado, conocer ciudades, países, otras culturas, incluso le ha dado amigos.

En las Villas Olímpicas se comparten cuartos con varias compañeras, la rutina diaria empieza desde temprano, se levantan a las 6 de la mañana, el entrenamiento empieza a las 7 en punto, dura dos horas, al finalizar desayuna, se baña y toma una siesta.

El siguiente entrenamiento es a las 11:30 de la mañana, también dura otras dos horas, sin embargo hasta las 2 de la tarde sale del área de taekwondo, ya que se queda a realizar trabajos de calentamiento, come y a las cinco vuelve a entrenar otras dos horas.

A las siete termina su día de entrenamiento, se baña, cena y se duerme, para aguantar la rutina diaria. Asistidas con nutriólogo, asesor físico además del entrenador, los atletas viven para hacer deporte, en caso de una lesión en el Centro de Alto Rendimiento se cuenta con fisioterapeutas y doctores especializados.