“En México no se puede vivir sólo del deporte”

Karla Handal señala que el taekwondo es su pasión y el deporte que siempre le ha encantado, sin embargo como un deporte, no como un estilo de vida.

Karla Handal señala que el taekwondo es su pasión y el deporte que siempre le ha encantado, sin embargo como un deporte, no como un estilo de vida.
Karla Handal señala que el taekwondo es su pasión y el deporte que siempre le ha encantado, sin embargo como un deporte, no como un estilo de vida. (Especial)

Torreón, Coahuila

Karla Handal, reconocida taekwondoín, participante en olimpiadas nacionales, ex seleccionada nacional, advierte que en su vida tuvo que decidir entre estudiar una carrera o tratar de vivir del deporte.

Al estar tan cercana al mundo de los atletas de alto rendimiento se dio cuenta que no se puede vivir sólo del deporte, optó por dedicarse a su profesión sin abandonar el taekwondo, disciplina a la que le debe todo.

"Tengo un recuerdo de cuando estaba chiquita, mi papá entrenaba en una escuela por la 21, fui a verlo y de ahí nació mi interés por el taekwondo. Mis padres intentaron acercarse a los deportes, con tenis, natación, ballet, jazz, sin embargo siempre me gustó el taekwondo, desde los 5 años practico esta disciplina".

Actualmente tiene 26 años, manifiesta que ahora que tiene más conciencia se da cuenta del mundo real, señala que el taekwondo es su pasión y el deporte que siempre le ha encantado, sin embargo como un deporte, no como un estilo de vida.

Pidió a los padres de familia derribar esos tabús de no dejar que sus hijas practiquen artes marciales, encasillar deportes en los géneros femenino y masculino, todos los deportes ayudan a mejorar tu salud, tener disciplina, valores y en el caso de las artes marciales ayudan a saber defensa personal, que en el caso de las mujeres en este país es de mucha utilidad

"Me gusta desarrollarme en lo que estudié, en lo que opté como forma de vida, los retos que se me presentan son otros, los deportivos ya los logré y conquisté". 

Karla recuerda a su primer entrenador Sergio Heredia, de origen cubano fue su inspirador en las competencias a nivel nacional, así consigue participar en el primer evento en el 2002 en la Olimpiada Nacional de TKD logrando la medalla de bronce, con este incentivo se dedica de lleno al mundo de las patadas.

En 2006 es seleccionada nacional, la primer competencia internacional fue un Iberoamericano en México ganando la presea de oro en la ciudad de Querétaro, posteriormente participó en las Vegas, Dallas, Corea, ya en competencias internacionales.

Al cuestionar a la entrevistada porqué dejar esta vida de viajes, amigos, deporte de alto nivel, señaló que se dio cuenta que no podía vivir de este deporte, que los atletas de alto rendimiento están concentrados en México y todo el día viven para el taekwondo.

No existe tiempo para dedicarle a la escuela y los deportistas no son eternos, están expensas a las lesiones, que pueden truncar la carrera profesional y sin estudiar esas personas están condenadas a vivir en el desamparo, no importando sus días de gloria representando al país.

Estudió Ingeniería Industrial y de Sistemas en el Tecnológico de Monterrey, destacó que este sistema siempre la apoyó para realizar ambas actividades a la vez, el deporte y estudiar una carrera profesional.

“La parte profesional me llenó más que el deporte por el resto de mi vida, además un deportista profesional termina su carrera a la edad de 30 años, a esa edad iniciar apenas una carrera profesional está complicado”.

Karla advierte que son pocos los casos en los que deportistas de más de 30 años siguen dando frutos deportivamente hablando, sin embargo al concluir su carrera deportiva se acaba su vida.

“Se requiere madurez para decidir en qué momento retirarse con dignidad y darle paso a las nuevas generaciones en el deporte”.

La reconocida taekwondoín concluye que no se ha alejado del todo de los deportes, el taekwondo sigue siendo una parte importante en su vida, ya que la disciplina, la pasión que tiene en la vida se la debe a este deporte.