Condena de Pistorius se decidirá el lunes

El corredor sudafricano volverá a la cárcel, y lo único que falta saber es por cuánto tiempo. Podría ser por 15 años


Pistorius ganó la presea dorada en los 400 metros durante los juegos paralímpicos de Londres 20012
Pistorius ganó la presea dorada en los 400 metros durante los juegos paralímpicos de Londres 20012 (AP)

JOHANNESBURGO, Sudáfrica

El corredor sudafricano Oscar Pistorius regresará este lunes al Tribunal Superior de Pretoria para asistir a la vista en la que se decidirá la pena de cárcel que deberá cumplir por el asesinato de su novia, la modelo Reeva Steenkamp.

El atleta, que se encuentra en régimen de arresto domiciliario, se enfrenta a un mínimo de quince años de prisión, según lo previsto por el código penal sudafricano para este tipo de delitos.

Durante la vista, que podría prolongarse hasta el viernes, la defensa expondrá sus argumentos para conseguir que la pena sea lo más leve posible, mientras que la Fiscalía hará lo propio para conseguir una condena ajustada a la ley.

Pistorius acabó con la vida de Steenkamp al dispararle cuatro veces a través de la puerta del cuarto baño del domicilio del corredor en Pretoria el 14 de febrero de 2014.

El atleta ha mantenido en todo momento que abrió fuego por error, al confundir a su novia con un ladrón que pensaba que había entrado en la vivienda a través del baño.

La magistrada que le juzgó aceptó su versión de los hechos y le condenó a cinco años de prisión por un delito de homicidio, pero la sentencia fue anulada por el Tribunal Supremo, que le declaró culpable de asesinato.

Según este órgano de apelación, los cuatro disparos demuestran que tuvo intención de matar a la persona que había detrás de la puerta, supiera o no de quién se trataba.

Ahora, la misma jueza que le declaró culpable de homicidio deberá dictar la pena que le corresponde por asesinato.

El deportista está en libertad condicional en una mansión de su familia en Pretoria desde que el pasado 20 de octubre saliera por buen comportamiento de la cárcel Kgosi Mampuru II de la capital sudafricana.

Pistorius alcanzó la cima de su carrera en los Juegos de Londres de 2012, al convertirse en el primer atleta con las dos piernas amputadas en competir en unas Olimpiadas con atletas no discapacitados.

El sudafricano nació con un problema genético que llevó a los médicos a amputarle las dos extremidades inferiores por debajo de las rodillas, y camina y corre sobre dos prótesis de carbono.