Cierre espectacular en Omaha

En este selectivo han participado más de mil 700 nadadores y solo había 26 lugares para hombres e igual número para mujeres

Connor Jaeger
Connor Jaeger (Reuters )

OMAHA, Estados Unidos

Un gran espectáculo ha resultado este evento no sólo en el aspecto deportivo sino en organización y rentabilidad. Omaha fue por tercera ocasión sede del selectivo olímpico y un indudable el acierto. Un escenario para 18 mil personas donde las 16 sesiones estuvieron abarrotadas, lo que habla de la gran cultura acuática no sólo de esta ciudad sino del país.

En este selectivo han participado más de mil 700 nadadores y solo había 26 lugares para hombres e igual número para mujeres, un porcentaje muy pequeño en comparación con el número de participantes. El evento se llevó a cabo en un escenario con producción de espectáculo, juego de luces, audio, una presentación muy limpia, con gran entusiasmo en el público y con esmero en la parte técnica. El nivel profesional ha sido una constante para atletas y entrenadores, para el cuerpo técnico y organizadores, para medios y desde luego para el público.

El cierre de la sesión ha dado lugar a la presentación oficial del equipo olímpico desde los jueces invitados, los asistentes técnicos y equipo multidisciplinario, (sicólogos, fisiatras, masajistas, entre otros) y desde luego a los nadadores y entrenadores. Un equipo listo para ganar y una delegación ampliamente reconocida por su público. Para la ceremonia de clausura el Cirque du Soleil presentó parte de un espectáculo que normalmente se presenta en Las Vegas.

También fue el último día para lograr el sueño Olímpico, la presión ha bajado y ahora queda concentrarse en Río para los seleccionados. Solo el .3%de la población de nadadores en USA lograron ser parte del equipo, comparado con otros países como Canadá que el 1.4% de su población de nadadores logra estar en la selección.

En la final de los 50 metros libre femenil, Abbey Weitzeil obtuvo su segundo oro con un tiempo de 24.28 su mejor marca personal, en segundo lugar fue para Simone Manuel con 24.33. Los tiempos realizados por estas dos jóvenes se ubican en el sexto y séptimo lugar mundial de éste año por lo que, como es de esperarse en estos eventos, será muy dura la pelea por medallas en Río.

Nathan comentó que durante esta jornada lo más importante era lograr la calificación: "Recuerdo cuando yo era de los jóvenes, ahora me toca a mí ser la veterano y apoyar a los nuevos. Sigo aprendiendo y disfruto el reto de la competencia. Verlos como nunca se dan por vencidos me gusta. Ahora el mundo nos ve y hay que dar un mayor esfuerzo y bajar tiempos para estar en el podium peleando medallas con el resto del mundo".

En los mil 500 metros se vivió una final reñida entre Connor Jaeger (25 años) poseedor del récord americano y Jordan Wilimovsky (22 años) quienes obtienen los últimos boletos a Río, con un tiempo de 14.47.61, Jaeger se coloca en el cuarto lugar del ranking mundial de este año y Wilimovsky, quien debutará en el escenario olímpico con 14.49.19 se ubica en el sexto lugar de la misma tabla.

"Fue una competencia reñida en todo el trayecto. Mi meta era estar en el equipo y regresa a unos olímpicos", dijo Jaeger. "El tiempo fue bueno, pero aún hay que mejorar en algunas cosas", añadió Wilimovsky, en la que fue la última prueba de este selectivo que cumplió con las expectativas en cuanto a los clasificados y organización.