Christian Ayala entrega donativo tras el “Cruce por una Esperanza”

El atleta aseguró que su inspiración fueron los niños
Archivo Milenio
(Andrés Lobato)

Puebla

Días después de su conquista con el cruce a nado en las gélidas Aguas del Canal de la Mancha en lo que se denominó “Cruce por una Esperanza”, el nadador poblano, Christian Ayala, cumplió la segunda fase de su meta, al hacer entrega del cheque simbólico de más de un millón de pesos a la Fundación “Una Nueva Esperanza” que atiende a niños con padecimientos de cáncer.

Fue precisamente en las instalaciones de la organización altruista donde se llevó a cabo el protocolo, siendo el directo de “UNE”, Francisco Álvarez y Arango, el encargado de dar la bienvenida al atleta angelopolitano, al tiempo que agradeció la proeza, misma que apuntó, surgió como una mera iniciativa hace poco más de un año.

Por su parte, tras mostrar un video inédito en el que se resumió lo que fue el cruce, Ayala Hernández, declaró que lo hecho no fue más que un homenaje a los pequeños de la Fundación que siempre lo motivaron a conseguir su objetivo, ya que fue por ellos que nunca claudicó, pese a que por momentos las condiciones le fueron totalmente adversas.

“Fue algo durísimo, algo brutal, dramático, inclusive el observador que es el que da fe y legalidad del nado, nos comentó que ha sido el nado más dramático en veinticinco años, fue una hazaña que sí nos imaginábamos difícil, pero nunca la conceptualizamos tan complicada, las mareas, las corrientes, finalmente es el mar, la naturaleza es difícil, pero al final de cuentas lo que se logró fue no solamente el Canal de la Mancha, no solamente llegar a Francia después de 61 kilómetros, sino que el mundo conoció la causa de ‘Una Nueva Esperanza’”.

Christian fue sincero y destacó que lo más complicado no fue cumplir la misión, sino el reunir el millón de pesos, lo que a él llena de orgullo pues demostró que cuando se quiere se puede, además de que el corazón de las personas sigue siendo noble y de ahí que se pudo alcanzar ese otro objetivo.