Froome gana en la montaña; Quintana trepa a 3er puesto

Chris Froome fue el ganador de la primera etapa de montaña del Tour de France, seguido por Nairo Quintana

Richie Porte (izquierda), Christopher Froome (centro) y Nairo Quintana (derecha)
Richie Porte (izquierda), Christopher Froome (centro) y Nairo Quintana (derecha) (AP)

LA PIERRE-SAINT-MARTIN, Francia

El equipo de Chris Froome le mandó un mensaje por la radio: sus principales rivales en el Tour de Francia estaban en aprietos en la altura de los Pirineos, en la primera etapa de montaña de la carrera de este año.

Así que Froome decidió apretar el paso.

Con la misma fórmula que lo ayudó a ganar el Tour en 2013, Froome ordenó a sus tres compañeros que aceleraran en el difícil ascenso. Acabados por el agotador paso cuesta arriba, los otros ciclistas empezaron a ceder uno tras otro, con las esperanzas destrozadas y el ánimo por el piso.

El primero que tiró la toalla fue el campeón del año pasado, Vincenzo Nibali. El italiano cayó a casi siete minutos de Froome, para prácticamente dar por perdida su corona tras la 10ma etapa.

Luego, Alberto Contador se rezagó del pequeño pelotón de escaladores. El campeón de 2007 y 2009 zigzagueó lentamente por la pista, mientras el escudero de Froome, Richie Porte, aceleraba incluso más. El español quedó a más de cuatro minutos de Froome y vio casi desaparecer sus posibilidades de sumar el Tour al título del Giro de Italia que conquistó en mayo.

El último rival que quedaba era el colombiano Nairo Quintana, y esta vez Froome se encargó de liquidarlo él mismo. El británico se levantó de la silla a seis kilómetros de la meta y aceleró con todo hasta la estación de esquí La Pierre-Saint-Martin. Quintana perdió 1 minuto, 10 segundos y, aunque trepó del noveno al tercer lugar en la clasificación general, está a 3:09.

"Cuando llegamos al último ascenso y escuchamos que los candidatos estaban en aprietos y se estaban rezagando... le dije a los muchachos que seguían conmigo en ese momento —eran Wouter Poels, Richie Porte y Geraint Thomas— y les dije, 'muchachos, vamos a presionar ahora. Los tenemos en apuros''', recordó Froome.

"No pudo haber salido mejor", agregó.

O peor para sus oponentes.

"Queríamos probar un poco a los rivales, ver cómo estaban, y nos hemos encontrado la superioridad de Chris Froome. Estaba muy fuerte y hay que aceptarlo", admitió Quintana. "Intentaremos buscar alguna estrategia o alianza para tratar de recuperar tiempo o, al menos, mantenernos en el lugar que estamos".

El estadounidense Tejay van Garderen marcha segundo, a 2:52, y Contador cayó al sexto lugar en la general, a 4:04.

"Hay que esperar día a día. Hemos visto otros años que en alguna de las etapas finales le costaba con el paso de los días; veremos si algún día falla o si hay jornadas en las cuales esté yo más inspirado", apuntó Quintana. "¿Mis opciones de triunfo? Se han agotado un poco, pero sigo soñando con el amarillo y voy a luchar hasta el final por conseguirlo".

Froome recorrió los 167 kilómetros de montaña en 4 horas, 22 minutos, 7 segundos. Porte cruzó la meta segundo, con 4:23.06, y Quintana fue tercero con 4:23.11. La 11ra etapa del miércoles es un recorrido de 188 kilómetros desde Pau hasta Cauterets/Valle de Saint-Savin.