Política deportiva

Los modelos de desarrollo a nivel competitivo y regulado se rigen por tres grandes estrategias a nivel global

El director de CONADE con los atletas
El director de CONADE con los atletas (CONADE)

CIUDAD DE MÉXICO

Ciertamente, el deporte federado a nivel mundial se rige por la sociedad civil; sin embargo, existe una gran participación y colaboración de los gobiernos, tanto a nivel económico, como en infraestructura y recursos humanos, para llevar a cabo los eventos internacionales, así como la promoción interna del deporte, que corresponde de manera particular a los gobiernos federales y estatales, junto a las federaciones nacionales.

 Los modelos de desarrollo del deporte, en especí­fico del competitivo y regulado por medio de las federaciones en el mundo, se podrían establecer en tres grandes estrategias, de acuerdo con los propios sistemas económicos que prevalecen en los países: deporte de Estado, de participación mixta y por capital privado.

En el primero se entiende que el gobierno respalda con recursos lo necesario para garantizar el desarrollo, teniendo a países como China y Cuba como sus principales ejemplos en la actualidad.

En los de participación mixta hay aportación del gobierno, pero las federaciones generan recursos a la par de lo que reciben conforme a participación de empresas patrocinadoras y estrategias de financiamiento, en ellos encontramos a gran parte del continente europeo.

Por último, de participación privada, donde el principal ejemplo es Estados Unidos.

En México, en el deporte, tanto el gobierno federal como los estados han respaldado gran parte del desarrollo que existe, en otro alto porcentaje es sufragado por los familiares de los atletas, dejando un porcentaje menor por las federaciones, con base en los recursos que obtienen de la iniciativa privada u otras fuentes de ­financiamiento ajenas a los subsidios del gobierno, con excepción del futbol.

La Conade ha hecho esfuerzos para apoyar a las federaciones en su profesionalización y con ello transitar del modelo de Estado a uno de participación mixta, en particular en la presente administración, donde existe una preocupación para garantizar que se haga uso efi­ciente de los recursos destinados al rubro competitivo del deporte.