COI enviará especialista a Río

El Comité Olímpico Internacional enviará a un especialista en solucionar problemas a Brasil para supervisar los retrasos que amenazan los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro

Prque Olímico, Río de Janeiro
Prque Olímico, Río de Janeiro (Ap)

Belek, Turquía

El presidente del COI, Tomás Bach, dijo el jueves que Gilbert Felli, director ejecutivo de Juegos Olímpicos del COI, será enviado a Río varios meses antes de lo previsto para ayudar a lidiar con las demoras de construcción y la parálisis política que están poniendo en riesgo algunos de los escenarios deportivos.

El COI también enviará varios grupos de trabajo a Brasil, contratará un gerente de proyecto local para supervisar las obras e instará al país a crear un órgano especial de toma de decisiones de alto nivel para las justas.

"Creemos que Río puede ofrecer unos excelentes juegos, y lo hará, si estas medidas apropiadas se adoptan ahora", dijo Bach en una conferencia de prensa tras dos días de reuniones de la junta ejecutiva del COI.

Sin embargo, Bach no llegó a descartar quitarle los juegos a Brasil en caso de que los retrasos persistan.

Cuando le preguntaron si podría afirmar categóricamente que los olímpicos tendrán lugar en Río, Bach contestó: "Lo que puedo decir categóricamente es que haremos todo lo que podamos para que estos juegos sean un éxito".

Cambiar la sede de los juegos sería el último recurso y es considerado altamente improbable con tan poco tiempo por delante, pero el COI parece determinado a mantener la presión sobre Brasil para poner en orden los preparativos.

Bach se negó a emitir una advertencia, una suerte de tarjeta amarilla o roja, para los brasileños. El entonces presidente del COI, Juan Antonio Samaranch, le dio una reprimenda "amarilla" a los organizadores griegos de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Emitió su mensaje cuatro años antes de las justas.

A apenas dos años de los Juegos de Río, los funcionarios olímpicos dicen que la situación es más grave de lo que era en Atenas porque gran parte de los trabajos aún no empiezan.

"No se trata de sacar tarjetas", dijo Bach. "Se trata de garantizar el éxito de estos juegos. Todavía creemos que estos juegos pueden ser muy exitosos. Si deseamos que estos juegos tengan éxito, tenemos que tomar medidas positivas. Eso es lo que estamos haciendo ahora".

El hombre clave del COI será Felli, un administrador suizo que ha estado profundamente involucrado en las operaciones, la planificación y la supervisión de la gestión de numerosas olimpiadas.

Felli tenía previsto comenzar a trabajar exclusivamente en las justas de Río en agosto, después de dejar su papel ejecutivo en el COI, pero Bach dijo que aceleraron los planes. Felli tendrá una videoconferencia con los organizadores el lunes y viajará a Río a los pocos días.

Felli repartirá su tiempo entre Suiza y Brasil antes de comenzar a trabajar a tiempo completo en el gigante sudamericano en septiembre.

"Nosotros no vamos allí para señalar con el dedo a nadie acerca del pasado", dijo Felli. "Creemos que todo el potencial está ahí. Vamos allí para ser parte de un equipo para cumplir con los juegos".

El miércoles, 18 federaciones olímpicas tomaron la palabra en una discusión pública sin precedentes sobre sus preocupaciones acerca de los preparativos de los juegos. Algunos deportes preguntaron por la contingencia de un "Plan B" para sus sedes. Las mayores preocupaciones rodean el complejo Deodoro, que albergará las pruebas de ocho deportes. Las obras aún no comienzan en el lugar.

Bach dijo que el COI tomó en cuenta las preocupaciones de las federaciones al adoptar las medidas de urgencia para encarrilar los preparativos, incluyendo formar grupos de trabajo que se ocupen de la construcción, las operaciones y la conexión con el público.