Italianos se aclimatan en Brasil dos años antes de Olímpicos de 2016

Saltadores, lanzadores y corredores seguirán una rigurosa preparación 


Logo de Rio 2016
Logo de Rio 2016 (Especial )

CIUDAD DE MÉXICO

El Comité Olímpico Nacional Italiano (CONI) presentó hoy en Río de Janeiro un proyecto deportivo cuyo objetivo es aclimatar a los integrantes de la Federación de Atletismo del país europeo a las condiciones de esta ciudad brasileña para los Juegos Olímpicos de 2016.

La iniciativa "Coloriamo d'azzurro il cielo di Rio" persigue que los atletas lleguen a la competición dentro de dos años "en las mejores condiciones físicas y psicológicas", explicaron representantes del CONI en una rueda de prensa.

Para alcanzar esta meta, una delegación de la Federación Italiana de Atletismo (FIDAL) compuesta por saltadores, lanzadores y corredores juveniles desembarcó en Brasil a finales de julio para seguir una rigurosa preparación.

El cuerpo técnico de este grupo, en el que se encuentra el campeón olímpico de maratón italiano Stefano Baldini, realiza un seguimiento exhaustivo de los parámetros fisiológicos de los deportistas y controla su presión, temperatura y pulso durante todo el día.

El proyecto incluye también la participación en una carrera popular de 10 kilómetros el próximo domingo, que pondrá el broche final al entrenamiento de los atletas desplazados y en la que podrán participar todos los aficionados que lo deseen.

Este evento, que contará con la presencia del ya retirado Baldini, pretende involucrar a toda la población de Río y, en especial, a la comunidad italiana que vive en la ciudad carioca.

De este modo, además de una optimización de las capacidades de los atletas, esta iniciativa busca fomentar la integración del pueblo brasileño y el italiano y fortalecer así lazos culturales y sociales entre ambos países.

"En Brasil vive la comunidad italiana más grande fuera de Italia. Hay unos 25 o 30 millones de italianos concentrados fundamentalmente en las ciudades de Río y Sao Paulo", explicó Cristian Zovico, delegado de la FIDAL.

Zovico resaltó también que reavivar el vínculo histórico entre las dos naciones permitirá "una acogida más calurosa" de los deportistas cuando se celebren los Juegos Olímpicos.

Este proyecto del CONI comenzó el año pasado y se prolongará hasta 2015 con la intención de desplazar en tres fases a atletas de diferentes disciplinas al país sudamericano para estudiar su rendimiento.