Atletas rusos encaran obstáculos para competir en Río

La Federación Internacional de Atletismo ha trasladado a la federación rusa los requisitos que debe cumplir para volver a ser admitida como miembro, que incluyen que haga una "limpieza" para cambiar su cultura sobre dopaje y endurecen las condiciones para que sus atletas vuelvan a competir


Sebastian Coe, presidente de la Federación Internacional de Atletismo
Sebastian Coe, presidente de la Federación Internacional de Atletismo (Reuters )

MOSCÚ, Rusia

Los atletas rusos de pista y campo tendrán que someterse a controles antidopaje adicionales para poder competir en pruebas internacionales como los Juegos Olímpicos, incluso después que termine la suspensión de su federación nacional.

La federación internacional de atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) suspendió a Rusia el mes pasado después que una investigación descubrió un programa masivo de dopaje patrocinado por el estado.

La suspensión significa que los rusos no pueden competir el próximo año en Río de Janeiro, pero el viernes la IAAF indicó que, si se levanta la sanción, los atletas no serán readmitidos a las competencias internacionales sin "al menos tres controles realizados por sorpresa fuera de competencia".

También habrá requisitos adicionales de controles para los atletas que compitan en pruebas de fondo, en las que se detectaron la mayoría de los casos de dopaje. Además, los fondistas tendrán que presentar tres muestras para el programa del pasaporte biológico.

Ya que la agencia nacional antidopaje y el laboratorio nacional ruso están suspendidos por supuestamente ocultar los casos de dopaje, todas las muestras serán llevadas al extranjero para ser analizadas, dijo la IAAF.

No hay una fecha para la readmisión de Rusia, indicó el presidente de la IAAF Sebastian Coe en un comunicado.

"Las condiciones que hemos anunciados no dejan ninguna duda", señaló. "Rusia tiene que demostrar cambios verificables en una amplia gama de requisito, y convencer a nuestro grupo especial que cumplirán de forma permanente con esos requisitos".

La IAAF había fijado el 27 de marzo como la primera fecha para que su grupo especial sobre Rusia presente un informe, por lo que Rusia no podría competir en el mundial bajo techo que se disputará entre el 17-20 de marzo en Portland, Oregon.