Arqueros mexicanos, con las manos vacías

El equipo mexicano de arqueros liderado por Aída Román, volvió de la tercer fecha del Campeonato del Mundo sin haber cosechado ninguna medalla 


Aída Román, arquera mexicana
Aída Román, arquera mexicana (Mexsport)

Antalya, Turquía

Los arqueros mexicanos en la modalidad olímpica (recurvo) se regresaran con las manos vacías de la tercera fecha de la Copa del Mundo que se realiza en Antalya, Turquía, después de que ahora el equipo femenil conformado por Aída Román, Mariana Avitia y Alejandra Valencia se quedarán en los cuartos de fina tras ser vencidas en flecha de oro por las japonesas Ren Hayakawa, Yki Hayashi y Kaori Kawanaka.

Cabe resaltar que el equipo varonil, integrado por Juan René Serrano, Luis Tapia y Pedro Vivas, ni siquiera pudo clasificar a las rondas eliminatorias. Además, los arqueros fueron eliminados en las primeras rondas eliminatorias de forma individual.

Por otra parte, la modalidad de arco compuesto está dando la cara por este deporte ya que las arqueras Linda Ochoa, Brenda Merino y Sofía Rodríguez buscarán este sábado la medalla de bronce por equipos ante las representantes de la India, Trisha Deb, Lily Paonam y Purvasha Shende.

El camino del conjunto mexicano en las fase de eliminatoria inició ante las británicas Rikki Bingham, Andrea Gales y Lucy Sulliva, en los octavos de final, en la que se impusieron 229-222, para avanzar a la siguiente ronda.

Ya en cuartos de final, las mexicanas enfrentaron y vencieron 221-215 a las turcas Yesim Bostan, Cansu Coskun y Gizem Kocaman. Con este resultado continuaron su andar a las semifinales, instancia en la que se midieron ante las estadounidenses Christie Colin, Erika Jones y Jamie Van Natta, con las que perdieron 213-225, por lo que acedieron al duelo por la medalla de bronce.

En lo que respecta al equipo varonil de arco compuesto, integrado por Gerardo Alvarado, Mario Cardoso y Rodolfo González, quedó eliminado en los cuartos de final, después de perder 227-231 ante los italianos Luigi Dragoni, Stefano Mazzi y Sergio Pagni.