Armstrong se deslinda de responsabilidades en su dopaje

El campeón del Tour de Francia, arremetió en contra de su ex grupo de trabajo en la corte de Estados Unidos; también declaró quien lo suministraba de sustancias prohibidas 

Lance Armstrong, Tour de Francia 2003
Lance Armstrong, Tour de Francia 2003 (Especial)

WASHINGTON, Estados Unidos

Lance Armstrong acusó a su ex-director deportivo Johan Bruyneel y al doctor Michele Ferrari cuando habló bajo juramento ante una corte federal sobre el uso de dopaje en el equipo US Postal, práctica que le vio desterrado del ciclismo, informó este jueves el diario estadounidense USA Today.

"Johan Bruyneel participó o asistió a Armstrong en el uso de los PEDs (hormonas de crecimiento humano), y sabía de su uso a través de sus conversaciones y actos", dijo Armstrong al ser interrogado bajo juramento en noviembre como parte de una demanda judicial.

USA Today afirma haber obtenido el testimonio de Armstrong el miércoles, cuando fue presentado en una corte federal de Estados Unidos como parte de un juicio que involucra a otro ciclista caído en desgracia, Floyd Landis.

El belga Bruyneel, quien estaba a cargo del equipo US Postal (Servicio Postal de Estados Unidos), fue el jefe de Armstrong en los siete Tour de Francia que ganó entre 1999 y 2005. Bruyneel ha negado estar involucrado con el dopaje en el equipo, y pelea para evitar que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) le imponga una sanción.

Armstrong también testificó que fue provisto de sustancias dopantes por el entrenador Pepi Martí, los doctores Pedro Celaya y Luis García del Moral y el italiano Ferrari, cuyo nombre se ha relacionado con el dopaje y que al igual que Armstrong fue suspendido de por vida por USADA.

Preguntado sobre quién le entregaba los medicamentos, Armstrong dio los nombres de la masajista Emma O'Reilly, el mecánico de bicicletas Julien de Vriese y Philippe Maire, un mensajero en moto conocido como "Motoman".

Armstrong también dijo a sus interrogadores que "normalmente" supervisaba su propio uso de drogas prohibidas, aunque a veces era seguido por uno de los médicos.

El ex ciclista tejano dijo recordar que usó el estimulante sanguíneo EPO en el Tour de Francia desde principios de 1995, aunque negó haber hecho trampa en 2009 y 2010, tras salir de su retiro.

Después de años de negaciones de todo tipo, Armstrong admitió el año pasado en una entrevista televisada con Oprah Winfrey que sus siete victorias en el Tour de Francia fueron alimentadas por el dopaje.

Su confesión, que siguió a un informe condenatorio de USADA poniéndolo en el centro de un sofisticado sistema de dopaje en el equipo US Postal, dio lugar a una avalancha de demandas por sus peleas con los medios de comunicación, así como sobre los premios financieros vinculados a sus victorias en el Tour .