Alistado para el Dakar

Octavio Valle anhela su regreso al rally que se disputa cada enero en Sudamérica, ahora, su nombre encabeza la lista de siete mexicanos .

Ciudad de México

Octavio Valle se asemeja a un niño cuando habla del Rally Dakar, se emociona como si hablara de un juguete de novedad. Motociclista de enduro en México, es hasta ahora uno de los tres aztecas en haber terminado la dura prueba en el desierto, de hecho, él fue el último connacional en lograr llegar a la meta y el primero en hacerlo cuando la competencia fue trasladada a Sudamérica.

El 2010 fue el año en que el también conocido como El Chivo incursionó en la denominada última prueba del hombre contra la naturaleza. Con una hipoteca de su casa pagó la inscripción y preparó una motocicleta Honda para viajar a Argentina. Ahí, tras dos semanas en el desierto terminó en el sitio 51. La experiencia le pareció maravillosa y prometió regresar, pero con la promesa de no exponer de nueva cuenta el patrimonio familiar. Cuatro años después tendrá la oportunidad de demostrar que aquel resultado no fue cuestión de suerte.

“Conseguí un patrocinador canadiense. Es una empresa minera de nombre Starcore. Solamente pensé en regresar si alguien me apoyaba, el costo es muy alto para absorberlo yo solo, son muchos miles de dólares. Mi esposa no estaba muy de acuerdo en aquella ocasión porque era billete familiar, pero ahora que eso no perjudica tengo el apoyo al 100 por ciento de mi familia”, expresó Valle en una entrevista vía telefónica.

A partir de ahora, el originario de Baja California, pero residente en Guadalajara, cuenta con 32 días de preparación antes de tomar el arranque del Dakar 2014 el 4 de enero en Rosario, Argentina. Valle encabezará el listado de la armada mexicana que cuenta con un total de siete representantes en cinco vehículos, una de las mayores en la historia de esta competencia.

En la categoría de motocicletas, además de El Chivo estará Carlos Gracida y Jeffrey Quade, mientras en coches arracarán Luis Ramírez Payen junto a Nicolás Ambriz en una Desert Warrior así como Mauricio Uribe y Óscar Uribe en un Polaris.

Para esta nueva aventura, Valle ha dado un paso adelante en las prestaciones mecánicas y técnicas; ahora rentará una motocicleta KTM, similar a la que tendrá el tres veces campeón español Marc Coma; con ello planea mejorar el sitio 51 de la edición 2010.

“Mi objetivo es terminar la competencia. Se le debe tener respeto al desierto y también al Dakar, por eso no hay que hacer expectativas muy grandes. Si no tengo errores mecánicos, que tuve muchos, sin errores de navegación, yo estaría terminando entre la posición 30 y 35”.

En su opinión, en la edición del 2014 será más demandante dado los retos que el comité organizador ha colocado, por lo cual, la lista de participantes que alcanzarán la meta en Valparaíso, Chile, el 18 de enero, será más reducida.

“Creo que será más complicado porque serán los mismos kilómetros que yo corrí, nueve mil quinientos, pero menos kilómetros de enlace. Van a ser muchas más especiales”, finalizó.