La Plaza México toca fondo

Con Fabián Barba nos encontramos con un torero más maduro, lo intento todo. Está mucho mejor preparado que el año pasado pero aun no remata con el triunfo

Alfredo Gutiérrez, torero
Alfredo Gutiérrez, torero (Daniela Magdaleno )

CIUDAD DE MÉXICO

Novena corrida. Increíble y devastadora entrada, sin duda no solo la peor de la temporada sino de muchos años. Con muy buen tiempo, debería de haber asistido mucha más gente. La empresa que comanda la Plaza México está acabando con la fiesta de toros en la Ciudad de México, en complicidad con la delegación Benito Juárez, pues ésta se comporta como ajena a lo que sucede. El público no protesta nada, se calla y no va a las corridas. Están matando al buen aficionado de toda la vida. Nada más leer las redes sociales es notorio que la fiesta en la ciudad está de luto. Toros muy chicos que le han quitado importancia a la Plaza México, orejas regaladas que no les sirven a los toreros que se juegan la vida. Ha sido exagerada la falta de criterio, se puede decir que es una temporada triunfal por la cantidad de orejas, pero han sido órdenes de los empresarios, de los jueces incompetentes que reciben órdenes “Si mata bien, darle oreja” ¿Quién está detrás de esta farsa? Han hecho de la monumental una plaza de pueblo, de pachanga, de becerros. Con pequeñas excepciones, ha sido una temporada de toritos sin presencia. Una temporada sin publicidad, sin promoción, sin mercadotecnia, sin ambiente y sin incentivos. ¿Qué ha hecho la empresa por luchar por los toros? ¿Son antitaurinos? ¿Quieren desaparecer la fiesta de la capital? Ya sacaron al público de la plaza con una temporada gris a base de caprichos de una persona que pareciera odiar la fiesta. Muchas orejas e indultos ¿Y el público? La categoría de la Monumental Plaza de Toros México está de pena, sin seriedad ni grandeza. Ya ni da, ni quita. Hay  que hacer cambios radicales, dejar de engañar al público. ¡Ya basta de callar! ¡Que no se permita ni una más! La México está de luto.

Ayer se lidió una corrida de La Punta, con tres becerros de tentadero y tres un poco mejor presentados. Malos todos. Con Fabián Barba nos encontramos con un torero más maduro, lo intento todo. Está mucho mejor preparado que el año pasado pero aun no remata con el triunfo. Tiene muchas cualidades pero esta vez, Santa Claus no llegó. Alfredo Gutiérrez lo mejor. Muy bien vestido mató a su segundo toro, le hizo una buena faena. Apunta pero no dispara. Leandro Marcos, fracaso total. Aquí tenemos muchos mejores toreros que éste. ¡Un fantasma!

Sucesos: Ojalá que la empresa ya recapacite de sus errores y en enero terminemos con el luto. El próximo domingo tres toreras, Hilda Tenorio, Lupita López y Karla de los Ángeles. Toros de Guadiana. ¡Feliz Navidad a todos!