Alejandra Rangel: renace la esperanza

Con carencias y obstáculos, el voleibol femenil está reviviendo tras asegurar su clasificación al Mundial; la primera de muchas metas: volver a unos Juegos Olímpicos 

Alejandra Rangel
Alejandra Rangel (Santiago Chaparro)

Ciudad de México

Solo una vez México tuvo a sus equipos de voleibol en unos Juegos Olímpicos, fueron los de México 1968, debido a que los países sede tienen derecho a competir en todos los deportes, pasaron los años y las generaciones sin resultados trascendentes, hasta que este 2014 esta disciplina está mostrando una evolución que se espera alcance para regresar a una justa veraniega.

El in de semana, la selección femenil participó en la primera etapa del Grand Prix, que se realizó en la Ciudad de México, y el in de semana próximo jugarán en República Checa la segunda fecha. Esta participación muestra el crecimiento que se ha dado, y Alejandra Rangel, capitana del equipo femenil, lo está viviendo. Desde los nueve años de edad comenzó a jugar voleibol y ha tenido que atravesar todos los obstáculos que ha enfrentado este deporte en México, como es la escasa difusión y la falta de una liga profesional que le permita solo dedicarse al voleibol.

Pero luego de esa larga travesía, se están dando los primeros resultados que les permite mantener la ilusión de estar en una cancha olímpica.

“El voleibol en México va en ascenso poco a poco y ya no está tan lejos esa posibilidad de ir a Olímpicos”


Mientras seguirá trabajando para que crezca el deporte en conjunto, la coahuilense estudia Mercadotecnia y está becada por el Tecnológico de Monterrey, sin embargo, al terminar su carrera buscará partir a otro país donde haya una liga profesional que le permita seguir vigente en este deporte, para que en su posición de capitán siga el crecimiento.

¿Por qué te llamó la atención practicar este deporte?

Toda mi familia es voleibolista y todos mis hermanos están en la selección varonil, por lo que ya es de tradición practicar este deporte en mi casa, siempre me ha apasionado el voleibol. Este deporte me ha ayudado mucho a superar asuntos que suelen pasar en tu vida personal, ya que es de conjunto y tienes que convivir con más personas, por lo que eso te ayuda a ser fuerte, te ayuda a crecer como persona.


¿Qué sacrificios has hecho en tu carrera deportiva?

Comencé desde los nueve años a practicar este deporte y desde ese entonces tuve que sacrificar eventos con la familia, ir más lento en la escuela, ya que tienes que estar mucho tiempo concentrada en esta disciplina y debes dejar a un lado tu vida social y las vacaciones, pero vale mucho la pena estar aquí y representar a tu país.

¿Qué tan difícil es practicar este deporte en México?

Ha sido difícil practicar y sobresalir en este deporte, ya que antes no se veía el voleibol en México, y menos el de mujeres. Pero poco a poco vamos levantando el nivel y dando resultados. Ahorita estoy becada y eso me permite seguir y ya he recibido ofertas de Estados Unidos para irme a jugar allá, pero por mi edad (21 años) no iba a poder hacerlo ya que puedes jugar hasta los 22, por lo que decidí no arriesgarme y continuar aquí, pero al terminar mi carrera me iré a Europa a buscar un club que me contrate para seguir jugando, ya que en México es difícil hacerlo por falta de una liga profesional.

¿Qué tan lejos está la posibilidad para México de clasificar a unos Olímpicos?

Ahorita ya se ve menos lejos porque estamos en buen momento al haber clasificado al Mundial de este año, y porque ya hemos podido foguearnos ante los equipos grandes en el Grand Prix.

Todo esto nos ayudar a seguir creciendo como equipo y de forma individual, pero ya está menos lejos. Vamos a seguir luchando para llegar a ese sueño. Bajo el mando de Jorge Azair (entrenador) ha habido más unión en la selección y también mayor ambición, y ahora hay que seguir dando resultados para que no haya pretextos y a este deporte se le apoye como debe de ser.