Oreja a Adame en Las Ventas

Dentro de la décima corrida en la Plaza Monumental de las Ventas, José Guadalupe Adame, torero mexicano, tuvo una buena tarde y pudo cortar una oreja

Alberto Aguilar, torero
Alberto Aguilar, torero (EFE)

MADRID, España

10ª corrida de la Feria de San Isidro, que se celebra en Madrid, España. Evento equivalente al Campeonato Mundial de Fútbol o al Serie Mundial de Béisbol. De aquí la trascendencia del evento.

En la Plaza Monumental de Las Ventas se celebró la 10ª corrida con tres cuartos de entrada,  calurosa tarde. Se lidiaron toros de Montecillo bien presentados que dieron escaso juego a excepción del sexto y del tercero, que desafortunadamente se rompió una mano durante la lidia y tuvo que abreviar.

El francés Juan Bautista, ataviado de teja y oro escuchó silencio en los dos que sorteó. El madrileño Alberto Aguilar vestido de esmeralda y oro escucho también silencio en ambos más un aviso en el segundo.

El hidrocálido José Guadalupe Adame, llamado Joselito, conocido en México desde que era niño torero,  pues era miembro de una cuadrilla infantil manejada por Pepe San Martín con Juanito Chávez e Hilda Tenorio entre otros.

Pechó el lote más potable y se vio con mucha decisión ante la cara de sus dos enemigos. Participó en sus quites con lucidez. En su primero tuvo que abreviar al lesionarse su toro. El segundo en turno lo recibió a porta gayola. Con la muleta vimos un torero decidido que mostró mucha entrega. Mató recibiendo y fue premiado con una justa oreja que le abre el panorama para seguir haciendo campaña en España.

Adame mostró que puede ser una figura de fuste aunque desafortunadamente aquí en México tuvo algunas desavenencias (Texcoco, Mérida, etc.) por las que no pudo lucir la figura que proyecta ser.