Le ponen sabor

Filadelfia le dio el ejemplo al resto de los equipos de la Nacional, que aprovecharon el inicio de la agencia libre para transformar sus rósters 

Nick Foles
Nick Foles (AP )

CIUDAD DE MÉXICO

Si la primera semana de la agencia libre dejó ganadores y perdedores claros en la Conferencia Americana, del otro lado, en la Nacional el juicio no es tan claro, ya que varias franquicias optaron por transformar y su desempeño en la próxima campaña es una incógnita.

Filadelfia es el mejor ejemplo, perdió a sus dos mejores piezas a la ofensiva: LeSean McCoy y Nick Foles, y a algunos de sus líderes a la defensiva como Trent Cole o Cary Williams, pero a cambio obtuvo a Sam Bradford como nuevo pasador, a DeMarco Murray y Ryan Matthews para correr, y a Kiko Alonso, Byron Maxwell y Walter Thurmond para frenar a los rivales, en una verdadera revolución organizada por el coach Chip Kelly. 

SE FORTALECEN

El equipo que más ganó en la agencia libre fue Seattle, el campeón de la Nacional, que a pesar de perder a su centro Max Ungery al MVP del Super Bowl anterior, Malcolm Smith, mantiene la base que lo ha llevado a los dos últimos duelos por el título de la NFL y consiguió a uno de los mejores alas cerradas de la Liga, Jimmy Graham, con lo que Russell Wilson tendrá un blanco de lujo para sus envíos.

Otro equipo que luce más fuerte es Arizona, que además de recuperar a Carson Palmer para la próxima temporada y volvera soñar con los playoffs tiene a Mike Iupati, uno de los linieros más destacados de la NFL; para completar esa división, San Luis consiguió un quarterback constante con Foles, y fortaleció la defensiva con Nick Fairley de los Leones de Detroit y Akeem Ayers de Nueva Inglaterra.

UNA INCÓGNITA

Si hubo un equipo que le puso sabor a este inicio de los cambios fue Filadelfia; sin embargo, no se sabe si la apuesta de Kelly rendirá frutos. Al deshacerse de su pasador y corredor le dará una nueva cara a la ofensiva, y también a la defensiva con jugadores más ligeros.

No obstante, las Águilas no son el único conjunto que apostó fuerte por los cambios. Su rival divisional, Dallas también tuvo una pequeña transformación ante las salidas del campeón corredor de la NFL, DeMarco Murray, los linebackers Bruce Carter y Justin Durant y el tacle ofensivo Jermey Parnell, a cambio tendrá a Darren McFadden, propenso a las lesiones como corredor, y al problemático Greg Hardy.

Una situación similar viven dos aspirantes en la Nacional que el próximo año podrían sufrir. Nueva Orleans perdió a Graham, el objetivo favorito de Drew Brees, aunque con lo ahorrado consiguieron un centro como Unger, corredor con C.J.Spiller, esquinero con Brandon Browner y linebacker con Dannell Ellerbe, aunque ninguno con calidad All-Pro como Jimmy.

En San Francisco con el nuevo coach Jim Tomsula llegó la limpia, se fue el líder corredor en su historia, Frank Gore, y Iupati, y se retiró Patrick Willis. Solo ha contratado a Reggie Bush y a Torrey Smith.

SE MANTIENEN

El resto de la Nacional no sufrió mayores modificaciones, Detroit extrañará a Ndamukong Suh, aunque lo reemplazó con Haloti Ngata, Chicago hizo lo mismo con Eddie Royal por Brandon Marshall como receptor.

Otro de los candidatos, Green Bay, se deshizo del esquinero Tramon Williams y del linebacker A.J. Hawk, pero pudo recontratar a varias piezas claves como el receptor Randall Cobb para competir por el título.