Agencia Antidopaje de Kenia investigará sobornos

Las velocistas Joy Sakari y Francisca Koki Manunga denunciaron un soborno de 24 mil dólares por parte del director general de la Federación Keniana de Atletismo 

Joy Sakari y Francisca Koki Manunga, denunciaron sobornos por parte del director general de la Federación Keniana de Atletismo
Joy Sakari y Francisca Koki Manunga, denunciaron sobornos por parte del director general de la Federación Keniana de Atletismo (AP)

NAIROBI, Kenia

La nueva agencia antidopaje de Kenia informó el sábado que ha abierto una investigación, tras un reporte de The Associated Press en el que dos atletas que dieron positivo en el mundial del año pasado afirmaron que un prominente funcionario les pidió dinero a cambio de sanciones menos severas.

La Agencia Antidopaje de Kenia prometió una "investigación amplia", e informó que ha creado una comisión para indagar de inmediato en las acusaciones. El organismo solicitó que las personas que posean información sobre este u otros casos la proporcionen.

En una entrevista con la AP, las velocistas Joy Sakari y Francisca Koki Manunga denunciaron que el director general de la federación keniana de atletismo les pidió 24.000 dólares a cada una para reducir sus suspensiones, después de que dieron positivo de dopaje durante el mundial en Beijing.

Ambas indicaron que no habían realizado el pago, y se les castigó por cuatro años, tras arrojar un resultado positivo del diurético furosemida.

El director general de la federación Isaac Mwangi ha negado categóricamente las acusaciones, al considerarlas "una mera broma".

La comisión ética de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) investiga ya presuntos casos de extorsión y encubrimiento de dopaje en Kenia, en los que estarían involucrados otros dos dirigentes. Tres jerarcas deportivos más fueron suspendidos en noviembre mientras se realiza la investigación: el presidente de la federación de atletismo Isaiah Kiplagat, el vicepresidente David Okeyo y el ex tesorero Joseph Kinyua.

Los tres están acusados de "subvertir el proceso de control antidopaje en Kenia", entre otros actos indebidos.

El abogado keniano que encabeza la investigación por parte de la IAAF dijo que incluso seis atletas suspendidos han dicho en privado ante una comisión de ese organismo que dirigentes de la federación trataron de extorsionarlos para que pagaran a fin de reducir sus sanciones.

La IAAF ha notificado a su comisión de ética las acusaciones hechas por Sakari y Manunga.

Kenia, país del que han surgido numerosos campeones en carreras de fondo, se encuentra inmersa en una crisis de dopaje. Unos 40 atletas dieron positivo en análisis desde 2012.