La MLB y el deporte fueron marcados por el 11-S

Las Grandes Ligas, que entraba en su recta final de la temporada regular, suspendió todos los encuentros tras el ataque a las Torres Gemelas, por primera vez después de 57 años

Recuerdo del 11-S
Recuerdo del 11-S (AP)

Ciudad de México

El 11 de septiembre de 2001 ha sido una fecha que no sólo quedó marcado en la memoria de los estadunidenses, sino del mundo entero. Por primera vez en la historia se vivía y veía un ataque terrorista en contra de uno de los estandartes más representativos de Estados Unidos, las Torres Gemelas en Nueva York.

Aquél martes el mundo quedó paralizado tras este suceso y junto a ello el deporte, especialmente las Grandes Ligas, quien entraba en su recta final de la temporada regular.

Siendo uno de los deportes más longevos y con mayor tradición en Norteamérica, la Major League Baseball (MLB) suspendió todos los encuentros en señal de luto por las víctimas. Esta fue la segunda ocasión que se hacía un paro de esta índole, la última vez había sido el 6 de junio de 1944 cuando las tropas desembarcaron en Normandía durante la Segunda Guerra Mundial. Los partidos de la MLB fueron reanudados del 30 de septiembre al 7 de octubre.

La semana de paro jugadores de los Yanquis como Bernie Williams, Derek Jeter y el manager Joe Torre acompañaron a familiares de las víctimas para ayudarles a cicatrizar el momento que habían vivido.

En aquel marco la novena de Nueva York se colocaban como líderes de la Liga Americana, por arriba de los Red Sox. La novena llegó a la Serie Mundial ante los Diamondbacks de Arizona, donde después de dos meses de los acontecimientos terroristas en la Gran Manzana, el equipo comandado por Joe Torre cayó, pero la derrota no se vivió como en otras ocasiones, durante la postemporada trajo consigo una serie de alivio y unión entre el pueblo estadunidense.

LIGAS QUE PARARON TRAS EL 11-S

La NFL, que iniciaba su temporada, también suspendió sus quince partidos de la jornada. El hockey sobre hielo paró todas sus competiciones.

La NBA hizo lo mismo, aunque no se encontraba en temporada regular, su pretemporada la paró como un acto de solidaridad.

La Ryder Cup, uno de los eventos más destacados en el mundo del Golf, donde se juega entre Estados Unidos y Europa en años impares, se suspendió por completo hasta el 2002.

Así como hubo competiciones que se suspendieron, existieron algunas que siguieron con su calendario normal, como el caso de la Vuelta Ciclista de España, la cual se encontraba en la etapa 12.

Una de las más criticadas fue la UEFA, quien el 11 de septiembre de 2001 iniciaba la temporada, decidió no aplazar los encuentros de la primera jornada como el Roma vs. Real Madrid, pero se guardó un minuto de silencio en los ocho partidos disputados ese día. Tras presiones políticas, los partidos restantes de Champions y la Copa UEFA de ese mes, se aplazaron hasta octubre.