Lobos no puede con Tigres y empatan

El conjunto poblano no logró capitalizar la ventaja numérica en el terreno de juego, sin embargo, sumó en su lucha por la salvación.

Lobos BUAP y Tigres repartieron unidades en el Universitario BUAP.
Lobos BUAP y Tigres repartieron unidades en el Universitario BUAP. (Agencia Enfoque)

Puebla

Pese a contar con un hombre de más durante gran parte del juego, Lobos no pudo cazar al campeón Tigres, tras empatar 0 por 0 la noche del martes en el festejo de la séptima fecha del Clausura 2018, la que se desarrolló en la cancha del estadio Universitario BUAP ante una buena entrada.

Lobos dominó prácticamente a placer el cotejo desde los primeros minutos, donde dejó en claro que estaba complemente dispuesto a faltarle el respeto al campeón, siendo John Gabriel Cortés quien inquietó la meta contraria con remate suave cuando el reloj marcó el 9 de tiempo corrido.

Ante tal aviso, Tigres quiso reaccionar con poca fortuna, ya que André Pierre Gignac y Jesús Dueñas fueron bien detenidos atrás por la zaga poblana, que se mantuvo a la altura de las exigencias y por largos lapsos maniató a los felinos que no daban crédito de lo sucedido en territorio angelopolitano.

Tras cruzar la marca del 20 en el cronómetro, la UANL se vio en inferioridad numérica con la expulsión de Rafael de Souza, que en artera entrada sobre Jordan Sierra, vio la roja en forma directa para así complicar el panorama a los suyos, que pese a todo, supieron resolver gracias a los ajustes hechos por el estratega, Ricardo Ferreti.

Si bien la escuadra norteña buscó mediante Alberto Acosta y el propio Gignac, todo quedó en buenas intenciones, al igual que los licántropos, que pese a tener un mayor control del esférico, no supieron retratarlo en el tanteador, dejando ir en varias ocasiones la oportunidad de horadar la cabaña contraria.

Poco antes del medio tiempo, el guardavallas de la BUAP, Jorge Villalpando, se vistió de héroe, al exponer el físico en el mano a mano que disputó con el ariete felino, Ismael Sosa, que no logró superar en su lance al portero local, que así bajó la cortina para lo que fue la primera mitad.

Ya en el complemento, Tigres se vio mucho más incisivo aunque carente de profundidad, lo que Lobos pronto equilibró con una propuesta muy similar, en la que si bien mostró deseos de cambiar la historia, los hechos dictaron lo contrario, dejando en repetidas ocasiones el grito de gol ahogado en la tribuna.

Conforme el cronómetro se extinguía, Lobos fue replegando al rival en su propia área, generando diversos arribos mediante Irven Ávila y Cortés, quienes pusieron a prueba al arquero, Nahuel Guzmán, quien se convirtió en pieza clave, al detener los disparos y remates que a su cabaña llegaron.

Luego de una falla increíble de Ávila, en la escena apareció el recién ingresado, Jerónimo Amione, que al 68, sacó metralla que a nada estuvo de cambiar el panorama, sin embargo lo único que generó, fue la respuesta del enemigo, que pagó con la misma moneda, tras un remate de media tijera de Eduardo Vargas y un trallazo sin dirección de Enner Valencia, que fue requerido en cambio.

Al final, el 0 por 0 prevaleció a pesar de los intentos de ambas escuadras por llevarse algo más, con lo que Lobos BUAP llegó a cinco puntos en la clasificación general, mientras que Tigres se marchó a casa con nueve unidades en su haber, en espera de sus próximos encuentros del fin de semana en Liga MX.

AMV