América hilvana su cuarta victoria; vence a Lobos

En un partido lleno de emociones, las Águilas vencieron 2-3 a BUAP, resultado que les permitió llegar a 12 puntos en este Apertura 2017

América venció a Lobos BUAP y ligó su cuarta victoria consecutiva
América venció a Lobos BUAP y ligó su cuarta victoria consecutiva (Imago7)

Puebla, Puebla

América avanza sin freno, el equipo de Miguel Herrera sigue con la racha positiva, dirime los partidos y los gana con goles. No le asusta el intercambio de golpes y esa sangre es lo que hoy lo tiene entre los punteros de la Liga. En esta ocasión fue a Puebla a vencer 2-3 a Lobos BUAP, porque las Águilas del Piojo no entienden otra manera de jugar que no sea yendo a buscar el arco de enfrente, sufren sí, pero se sienten con la capacidad para doblegar cualquier adversidad, incluídas las del arbitraje, porque el silbante Roberto García Orozco expulsó a Edson Álvarez en una acción que no lo ameritaba.

Se sobrepuso el América incluso al buen inicio de Lobos, que arrancó el partido con seguridad, no se achicó ante los nombres que presentó América. Rafael Puente fue fiel a sus principios e hizo lo posible por ofender, de hecho su escuadra fue la primera en generar una ocasión de peligro. No se había cumplido ni un minuto cuando Quiñones puso la pelota en el palo. Pero América fue un equipo que gestionó el partido, las Águilas son una escuadra que no se estresa, Miguel los tiene acostumbrados a ser un conjunto que resiste los momentos de tensión y poco a poco fue encontrado su mejor versión.

El Piojo movió su alineación y puso a Renato Ibarra en el once de inicio, pretendía una escuadra ágil, jugadores que le dieran vértigo al equipo por las bandas, tipos punzantes y dejó a Oribe como referencia en ataque. Poco a poco se hizo con el mando del juego y trató de profundizar, pero los Lobos se pararon con certeza y concedían pocos espacios para que entraran los ofensivos americanistas.

Un pase filtrado de Darwin para Guido Rodríguez acabó en un tiro del argentino que se fue por encima del larguero, luego Cecilio lo buscó por izquierda, pero el portero Canales le negó la ocasión al paraguayo. Emparejó el partido el conjunto de Puente del Río, mientras América también conservó energías, le dio espacio para jugar a los poblanos a la espera de encontrar el momento de volver a atacar con más determinación.

Pasada la media hora, las Águilas volvieron a apretar y fue cuando les tomó un par de minutos ponerse arriba en el marcador. William da Silva recuperó el balón en medio campo, se acompañó con Oribe, el Cepillo midió el tiempo de la jugada y habilitó perfecto al brasileño, quien en posición franca sacó un fuerte tiro con la pierna izquierda, Canales nada pudo hacer y los visitantes se pusieron arriba al 31'.

Todavía con el desconcierto por su error, Lobos BUAP no lo terminaba de asimilar y América encontró el segundo gol, de nuevo una recuperación en la salida, Ibarra buscó a Oribe y éste cedió para Darwin quiene entró al área y remató con la derecha. Era el minuto 33 y las Águilas ya tenían contra las cuerdas a los Lobos. El conjunto del Piojo se había administrado y de golpe y porrazo tenía el partido en sus manos.

Entonces apareció ese América que tiene sus yerros en defensa, ese cuadro que le abre la puerta a sus rivales con errores propios y ellos mismos le dieron vida a los Lobos. El cuadro de la BUAP se fue al frente y encontró el descuento en un tiro de esquina, un cabezazo devolvió la bola a zona caliente y ahí la cazó Quiñones, una especie de media tijera con la pierna derecha para revivir a su escuadra.

Parecía que América se iba al descanso con la ventaja, pero en un error de Edson Álvarez en medio campo, le robaron la pelota al zaguero azulcrema, Lobos montó un ataque que Marchesín salvó, pero el rebote le quedó a otro jugador de los de la BUAP que fue derriba por Guido Rodríguez. Penal para el cuadro local que Quiñones cobró y batió al portero argentino.

La buena gestión de las Águilas se vino abajo en cinco minutos. Ese aspecto defensivo es lo que no termina de estar al cien en el cuadro del Piojo. Pero la pegada de las Águilas es que la no se pone en tela de juicio, la tuvieron a media semana en la Copa y ayer también. Y fue Oribe quien lideró al equipo, el capitán remató con la cabeza un centro en pelota parada, el Cepillo la cabeceó y devolvió a América en la ventaja al 51'.

De nuevo América por delante, de nuevo era el momento para gestionar el partido, para administrar su ventaja y liquidar a Lobos con la gente que tenía en ataque, lo pudo hacer, pero Cecilio, el jugador que otras tardes ha brillado con las Águilas, se perdió un golo clarísimo, tras un desborde de Ibarra por la banda derecha, el ecuatoriano mandó un centro al que no llegó Oribe, pero si el paraguayo, pero su remate no fue acertado y se fue por encima del travesaño.

Entonces vino otra complicación para las Águilas, Edson Álvarez se fue expulsado en una acción que el árbitro, Roberto García Orozco, juzgó de manera rigorista, el defensa se barrió y sacó la pelota, pero Quiñones voló y llamó la atención del silbante que llegó y sacó la tarjeta roja directa al defensa americanista.
Se ponía a prueba la capacidad de resistencia de América, el Piojo ajustó a su equipo para que no perdiera la forma, pasó momentos de apuro y pudo liquidar el juego en un contragolpe en el que Ibarra despegó desde su área hasta la otra, pero su disparo se fue cruzado. Y en otro Romero la puso en el palo.

América mantiene su inercia positiva, peleando el liderato de la competencia, un equipo que sale a jugar y no tiene empacho para entrar al intercambio de golpes, porque confía en la capacidad de resolución que tiene adelante. Lo único que le hace falta a este equipo es mantener la concentración en defensa para no sufrir demás.