Desequilibrio para la sensación de una victoria fácil: Torrente

Ante América nunca es sencillo, pero el técnico del León imprimió su sello para dar la idea de una victoria cómoda


Javier Torrente
Javier Torrente (Mexsport)

Ciudad de México

León, con doblete de Mauro Boselli, venció a un endeble América en el Azteca, dos golpes que el equipo de Javier Torrente cocinó con verticalidad y profundidad, la sensación de un triunfo fácil, pero para nada sencillo.

"Fácil no, nunca es fácil. Uno tiene la ansiedad que te pueden convertir un gol y complicar el partido. Los futbolistas hicieron un gran partido. Fue una posición sin profundidad (de América). Quienes desequilibraron al rival hemos sido nosotros, eso da la sensación de una victoria fácil, pero nadie la imagina ante un tremendo rival", consideró un satisfecho Torrente, quien en dos partidos le inyectó vida a una Fiera que comenzó de capa caída el Apertura 2016 con Luis Fernando Tena.

"Hemos conversado lo suficiente para despertar lo que necesita un equipo para que pueda plantarse en cualquier escenario. Esta victoria es toda de ellos".

Además, destacó el trabajo de Ignacio González, quien sustituyó a Diego Novaretti por una dolencia física.

"Una molestia en el posterior (del muslo) que lo venía incomodando, intentamos masajear y ver cómo se sentía. Salió para que no sea grave".

Sin embargo, Torrente no festejó de más y tratará de apuntalar su idea en el campo, esa que en el Coloso de Santa Úrsula le redituó en tres puntos.

"Hoy tenemos que disfrutar estas dos victorias, de este gran juego. Por momentos la afición coreó; hay que pensar en el partido de media semana. Hoy no queremos ponerle etiqueta a la situación. Las transiciones rápidas son mi característica. No me gusta entretener la pelota. Hay que saber jugar los momentos del partido".

Finalmente, Torrente envió un mensaje a su familia; "le dedico esta victoria a mis hijos, que los extraño".