León todo lo puede

El equipo que dirige Javier Torrente ha mostrado que puede vencer todos los retos que se le presenten; hoy, ante Tigres se presenta ante su nuevo reto: ir a la final

Mauro Boselli de León festeja un gol
Mauro Boselli de León festeja un gol (Imago7)

León

El León de Torrente no conoce de imposibles. Esta noche buscará el pase a la final, ante los Tigres, venciendo todo lo que está en su contra, como ya lo ha hecho para llegar hasta donde está.

Los Panzas Verdes llegan al juego decisivo de la Semifinal con el marcador, la posición en la tabla y la estadística en contra, cosas que ya ha vivido y superado antes. La serie la va perdiendo 1-0 y, de entrada, está obligado a hacer dos goles hoy sin que le empaten.

El León está herido, pero no muerto. “El equipo me representa, no se da por vencido nunca, intenta jugar bien al futbol, a veces lo puede conseguir de mejor manera y en otras les toca rivales más difíciles, pero nunca deja de luchar, esa es su primer característica y creo que eso me representa”, asegura Torrente.

Con el argentino como entrenador, el León fue superando obstáculos que previamente se los definían como “imposibles”: Sacó al León del último lugar para llevarlo a liguilla, recuperó a la peor defensiva y peor ofensiva para alcanzar un superávit de 10 goles antes de la liguilla, ganó por primera vez en el estadio Azul, se levantó de ir abajo en el marcador y superó malos arbitrajes.

“La base de todo fue que el equipo nunca tiró la toalla, el equipo sabe que mientras exista la posibilidad, se puede; son noventa minutos para hacer el mejor futbol que se ha hecho durante el torneo, esperamos el equipo salga enchufado”, aseveró el ‘Recodo’ Valdez, centrocampista que sale como titular tras la lesión de Alexander Mejía.

León va nuevamente con el reto de vencer un imposible, necesita ganar en el estadio Universitario, cancha que históricamente se le ha complicado, incluso desde que ascendió en 2012 no ha ganado ahí y sólo una vez ha metido dos o más goles (Tigres 4-2 León).

“Hacia quince años que no se ganaba en la cementera (a Cruz Azul) y ganamos la clasificación, las rachas se hicieron para romperse; trataremos de trasladarles la presión y desesperación a ellos y conseguir los goles que nos clasifiquen a la final.

“Confío plenamente en mi equipo… me da aliento el temperamento y la garra del equipo”, señaló Torrente.

El entrenador esmeralda volverá a modificar su once. El argentino Germán Cano está lesionado de la rodilla y no podrá jugar, incluso ni viajó con el equipo a Monterrey. León debe hacer un trabajo metódico para conseguir los goles que necesitan, pero sin permitirle a los Tigres que les conviertan más goles que les obligue a marcar más.

“Son noventa minutos, no podemos tirar todo en los primeros 45 porque sabemos que si hacemos un gol estamos a tiro del partido, tenemos jugadores muy importantes, que pueden salir en estos momentos que necesitamos, esperamos estar todos al cien por ciento porque es lo que nos faltó en la ida… la serie está más abierta que nunca”, comentó Burdisso.

La estadística también tiene un punto que está a favor del León, y ese es que la peor versión de Tigres, en todo el torneo, se dio en el estadio Universitario, donde de 9 juegos en el torneo regular, no ganó en 6.

La clave estará en estar fino en los detalles. Así se marcó la diferencia en el juego de ida, pues se dio un partido bien planeado y defendido por ambos clubes, pero la delantera de Tigres no perdonó en las pocas que tuvieron y los delanteros del León sí fallaron.

“Es una misión difícil pero posible, hay que hacer el mejor partido que hemos hecho… vamos a hacer lo posible o imposible, todo lo necesario para pasar a la final”, sentenció el ‘Recodo’.