El 4-1 es “amplio, pero no decisivo”: Pizzi

Juan Antonio es optimista y cree que León dará la vuelta al marcador que consiguió América en la ida de cuartos del Apertura 2015

Juan Antonio Pizzi, técnico del León
Juan Antonio Pizzi, técnico del León (Mexsport)

Ciudad de México

Con un 4-1 en contra se creía que Juan Antonio Pizzi saldría de su vestidor con otro tipo de semblante. Pero el entrenador de León se notaba relajado, y en sus propias palabras, "optimista" de que los suyos revertirán el marcador en el duelo de vuelta de los cuartos de final del Apertura 2015.

"Es amplio, pero no decisivo. Vamos a tener que apelar a una grandeza, de tratar de meter tres goles y no recibir ninguno, la lectura que hago es que fue bastante parejo. No merecíamos irnos con la desventaja en el entretiempo. Dos jugadas fueron accidentales, dos tiros de equina en los que no podemos rechazar bien la pelota y el tercer gol que no fue penal".

En todo momento, Pizzi dijo que "yo confió, por naturaleza soy optimista. Y confió. Ya me pasó en Valencia, perdimos 3-0 y en casa ganamos 5-0. Acá todos debemos ser optimistas. Debemos creer en las proezas".

Enseguida, Juan Antonio dejó en claro que "el resultado, si bien es abultado, el triunfo de América es merecido".

Por supuesto, hay detalles que Pizzi rescata de sus pupilos; insistió en que no hicieron un mal papel en el Coloso de Santa Úrsula.

"Tácticamente fue un partido bien planteado, se dio casi a la perfección, que íbamos a tener el medio campo y el rival no iba a tener el balón, así fue el primer tiempo".

El timonel dejó en claro que el duelo marchó como lo tenían programado, pero desafortunadamente con los goles en contra se les fue de las manos.

"El segundo tiempo fue parejo. Intentamos con el desgaste que traíamos. Ellos tuvieron un contra ataque que pudieron haber metido uno más"

Durante la semana se habló sobre una supuesta ruptura en el vestidor de León, luego que Pizzi decidió poner a William Yarbrough en el arco y hacer a un lado a Christian Martínez. Al respecto, el timonel señaló que había una campaña para desestabilizar a su cuadro.

Y de nueva cuenta, tras la derrota lo reiteró:"La campaña fue algo que no afectó, pero que existió. Bajo ningún punto de vista afectó, ni el arbitraje".

Sobre la actuación de su portero, y el error que para muchos tuvo en el cuarto gol, Pizzi explicó que "yo espero siempre el máximo, pero ningún jugador es responsable. Ganamos y perdemos todos".

En cuanto a Mauro Boselli reconoció que todavía evaluarán su condición física para saber si estará listo para el duelo de vuelta el sábado.