Hubo 'Encerrona' en el León

Juan Antonio Pizzi con su cuerpo técnico y jugadores tuvieron una encerrona ayer en Casa Club para hablar sobre la derrota contra América y el funcionamiento del equipo.

Entrenamiento de León
Entrenamiento de León (LUIS OMAR MORALES)

LEÓN

La derrota del León ante América el sábado pasado, hizo que el entrenamiento de los verdes de este lunes no fuera ordinario. Juan Antonio Pizzi se dio una encerrona con su cuerpo técnico y los jugadores , previo a la primera práctica de la semana. Media hora duró la charla posterior atrás el primer partido y primera derrota del León en la era Pizzi.

El día parecía comenzar con la dinámica de siempre.

Richino preparaba la cancha para los ejercicios del día. Montes y Navarro platicaban sobre la cancha, justo después de haber ido al gimnasio. Óscar Suárez, juvenil verdiblanco que entrena con el primer equipo, se enfilaba a la cancha con las manos dentro del short, cualquier lugar es bueno para evitar el frío, cuando de pronto vino la orden de que se dirigieran a los vestidores de que todos regresaran al vestuario.

El estratega busca que la relación entre su cuerpo técnico y los jugadores sea estrecha. Incluso, solo ingresaron a la reunión el preparador físico Alejandro Richino y los auxiliares Manuel Suárez y Rolando Carlen, los más allegados a Pizzi. Nadie más.

Fueron 30 minutos en donde se habló exclusivamente del partido.

Se sacaron conclusiones del funcionamiento del equipo, para trabajar durante la semana.

"Esas son cosas que se quedan dentro del vestidor

"Para eso estamos, para volver a levantarnos y hacer bien las

cosas.

"Siempre es bueno platicar las cosas buenas, las cosas malas y nada más; contrarrestar ver que se puede solucionar y que se puede y en que se puede trabajar más", comentó el Aris Hernández sobre la primera reunión de este tipo en lo que va del torneo.

La charla terminó, y de manera grupal, los jugadores se dirigieron al campo de prácticas con semblantes alegres y sonrientes, incluso hasta con bromas.

El buen ambiente impera en el equipo a pesar de la derrota, y la Fiera se prepara para el debut en casa el próximo sábado, en el primer duelo de Pizzi ante una de las aficiones más exigentes del futbol mexicano.

"El equipo está tranquilo sabemos que estamos haciendo bien las cosas pero sabemos que dentro de la cancha podemos mejorar.

"Tenemos un calendario apretado, contra rivales difíciles pero sabemos que el equipo está para eso y competirle contra quien sea, estamos en casa y esperemos empezar con el pie derecho", finalizó Edwin Hernández.